Competición
  • Champions League

CONVENIO COLECTIVO

El Gobierno hará una propuesta hoy pero la huelga sigue en pie

El CSD enviará este martes un escrito de mediación que los sindicatos rechazan. La RFEF pondría los 8 millones del Programa Élite si le ceden los derechos de televisión.

El Gobierno hará una propuesta hoy pero la huelga sigue en pie
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El bloqueo en el fútbol femenino sigue sin resolverse. Este lunes se celebró la vigésimo primera reunión para intentar firmar el primer convenio colectivo de la historia del fútbol femenino en España, pero el acuerdo aún está lejos de producirse. Por eso sigue convocada la huelga indefinida en la Primera Iberdrola para el 16 y 17 de noviembre. La Federación, clave en este enredo, continua firme en su propuesta de ofrecer 1.152.000 euros y de negarse a poner en marcha, por ahora, el Programa Élite que anunció el mayo y por el que cada club iba a recibir 500.000 euros (ocho millones en total). La RFEF entiende que las condiciones actuales son otras y que la temporada ya está más que avanzada. La RFEF permitiría que los clubes se adhiriesen al programa si no le ceden los derechos televisivos El Gobierno, agobiado por esta situación, enviará este martes por la mañana a las partes telemáticamente un escrito de mediación con sus conclusiones, a modo de propuesta, que será rechazado de plano por AFE, Futbolistas ON y UGT.

La Asociación de Clubes sí alcanzó un acuerdo con los sindicatos en la Dirección General de Empleo al limar las diferencias que les separaban. De hecho ya han pactado que el convenio, si es que algún día se firma, se pondría en marcha el 1 de enero de 2020 y tendrá un año de vigencia. Los sindicatos acordaron con la patronal que la inyección económica que esperan que alguien realice, sea cuando sea y venga de donde venga, les permitiría a los clubes acometer la subida salarial pactada en el convenio: así, habría un salario mínimo de 16.000 euros brutos anuales y la parcialidad de la jornada laboral se subirá del 50%, como quería la Asociación, al 75%.

La pelota sigue estando en el tejado de la RFEF. Después de la última reunión del pasado jueves con el CSD como mediador, en la que hubo propuestas cruzadas pero ningún consenso, el presidente de la Asociación de Clubes, Rubén Alcaine, ha vivido un fin de semana intenso con numerosas conversaciones con la Federación y Mediapro por separado, ya que las relaciones entre las instituciones están rotas al estar enfrentados en los tribunales por diversos temas. La televisión juega un papel muy importante en este caso e incluso aquí parece que no hay problemas. La RFEF y Mediapro están dispuestos a repartirse el mercado. Los clubes aceptan romper el actual contrato televisivo que 12 clubes tenían con el operador, a cambio de tres millones, para poder adherirse al deseado Programa Élite durante los próximos cuatro años. Este acuerdo permitiría, además, a Mediapro televisar dos partidos en abierto por 1,7 millones, aunque no sería en primera elección, que es justo lo que los clubes estiman que supondría incrementar el 25% (para llegar al 75%) de los salarios de aquellas jugadoras que ya cobraban al menos los 16.000 euros brutos anuales con una simple media jornada. La Federación, por su parte, lograría que el resto de partidos también se retransmitan por los diferentes canales habituales al respetarse el derecho de arena, es decir que el equipo local pueda televisar sus partidos con el operador al que haya llegado a un acuerdo aunque no sea Mediapro (Realmadrid TV, Barça TV…). La RFEF también podría comercializar los derechos audiovisuales de la competición mediante una especie de acuerdo privado.

Sin embargo, las jugadoras lo que quieren es un convenio, no un parche. Así que todo sigue parado a falta de que alguien ponga los ocho millones que la Asociación necesita para satisfacer a los sindicatos y que se desconvoque la huelga. El asunto está muy feo en estos momentos. Un ejemplo lo resume: David Aganzo, presidente de AFE, se había marchado a Sidney para participar en una Asamblea de FIFPro, aliviado porque parecía que el acuerdo estaba cerca, y nada más llegar a Australia cogió un avión de vuelta. "Las jugadoras están muy preocupadas", reconoció a AS.

Comunicado íntegro de AFE

La Asociación de Futbolistas Españoles participó este lunes 11 de noviembre en una reunión celebrada en la sede de la Dirección General de Trabajo en la que se continuaron negociando las condiciones del Convenio Colectivo para las futbolistas de Primera División, con el fin de evitar la huelga indefinida de partidos convocada de manera mayoritaria por el colectivo, cuyo comienzo se fijó para el fin de semana del 16-17 de noviembre.

A esta reunión asistieron representantes de la mesa negociadora del Convenio Colectivo, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y del Consejo Superior de Deportes, encabezando Diego Rivas (secretario general) la delegación de AFE.

Finalizada esta reunión de trabajo, la Asociación de Futbolistas Españoles quiere informar y manifestar lo siguiente:

AFE presentó una nueva propuesta en el marco de la negociación con el fin de cerrar un acuerdo para desbloquear la situación.

AFE continúa defendiendo el 75 por ciento de la parcialidad laboral en relación al efecto que tiene en las cotizaciones.

Por otra parte, insiste AFE que se debe incluir en el Convenio Colectivo, entre otros conceptos, el cobro del 100% del salario pactado en caso de incapacidad laboral cualquiera que sea la contingencia, la retroactividad, el seguro de accidentes, fallecimiento o incapacidad permanente que imposibilite la continuidad del ejercicio de su profesión y elaboración de un plan de empleo.

La Dirección General de Trabajo remitirá a las partes una propuesta de mediación para intentar desbloquear el conflicto.