Competición
  • Europa League
  • Euroliga
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Alba Berlin ALB

-

Fenerbahce FNB

-

Anadolu Efes IST

-

Maccabi TEL

-

CSKA CSK

-

BARCELONA 0 - SLAVIA 0

1x1 del Barcelona: algo no funciona cuando Semedo es el más peligroso en ataque

Messi lo intentó de todas las maneras, pero después del argentino, el único que aportó soluciones en ataque fue el defensa portugués.

Ter Stegen: El meta alemán no tuvo mucho trabajo, pero eso no quiere decir que el equipo checo no llegara con opciones sino que en los últimos metros no acababa de ajustar el punto de mira. De hecho, la jugada con más peligro del Slavia acabó rebotando un fuerte remate en la espalda de un compañero.

Semedo: En la primera parte fue el único que generó peligro en ataque, aparte de algún momento puntual por parte de Messi. En defensa, el nigeriano Olayinka le hizo sufrir lo suyo. Luego en la segunda parte tuvo que colocarse en la banda izquierda para reemplazar a un Alba lesionado. Aquí se le notó más sus problemas al jugar a pie cambiado y se limitó a defender y guardar sus espaldas.

Piqué: Se ha convertido en un asiduo en el capítulo de tarjetas. Va a cartulina por partido. No estará ante el Dortmund en el Camp Nou. Estuvo bien en el juego aéreo, regular en la salida del balón y fatal en la anticipación. Lejos de su mejor nivel.

Lenglet: Lleva algunos partidos a un nivel inferior de lo esperado. No es que juegue mal, pero tampoco está al nivel de lo que nos tiene acostumbrados. Inseguro en algunas facetas del juego, dio sensación de fragilidad en el área y a la hora de anticiparse.

Alba: Muy mala suerte para el lateral que no levanta la cabeza esta temporada por culpa de las lesiones. Acabó la primera parte renqueante y ya no salió tras el descanso. En todo caso en el campo se le vio con el freno de mano puesto, consciente que no llegaba al cien por cien. Apenas dio profundidad al juego del equipo. Tiene pinta que estará varias semanas fuera de los terrenos de juego porque se trata de una recaída de manual.

Sergio Busquets: Partido correcto a secas. No hizo nada mal pero tampoco aportó ningún plus. Se le vio un tanto superado ante la fortaleza física del rival y el ritmo intenso que puso en el campo a través de la presión. Fue sustituido por Ivan Rakitic.

De Jong: Uno de sus peores partidos como blaugrana. Prácticamente desaparecido en la marabunta que dibujó el equipo checo para ocupar todos los espacios. Sólo pudo concretar una gran jugada, rompiendo varias líneas, gracias a sus cambios de ritmo y potencia. Estuvo muy errático en su juego. Una pésima noticia para el Barça, sin duda.

Vidal: Su capacidad para luchar por todos los balones es innegociable, pero es indudable que en un jugador de élite se necesita algo más. Llegó a rematar con la cabeza un balón que estaba en el suelo. Así es Arturo, a por todas y con todas las consecuencias. Marcó un gol pero fue anulado por fuera de juego previo de Messi. A veces parece un pollo sin cabeza corriendo por el campo.

Messi: No fue un partido para enmarcar el suyo y aun así envió un balón a la escuadra tras un contragolpe espectacular que venía de un pase largo de Ter Stegen, remató un balón fuerte y escorado que despejó ‘in extremis’ el meta Kolar y por último remató a bocajarro un balón al cuerpo de Kolar tras una gran asistencia de Fati. En cualquier caso, sin su socio Luis Suárez en el campo, se le ve más huérfano que nunca.

Griezmann: Está muy bien eso de defender y ayudar al mediocampo a juntar líneas, pero si no mira al ataque, su aportación ofensiva empieza a ser deprimente. También es cierto que jugar escorado en la banda izquierda no le ayuda en nada a su juego y que no está teniendo aún mucha complicidad en el juego con Messi. Ha entrado en una espiral peligrosa de autocomplacencia.

Dembélé: No estaba al cien por cien. Ha jugado con el freno de mano puesto y apenas ha realizado un esprint en condiciones. En estas condiciones su juego pierde toda la capacidad de sorpresa y se convierte en un delantero inofensivo. Apenas estuvo 60 minutos en el campo, siendo sustituido por Ansu Fati.

CAMBIOS:

Sergi Roberto: Jugó en la banda derecha. No se le puede poner ningún pero a su actuación y menos teniendo en cuenta que jugaba mermado en sus adductores.

Ansu Fati: El canterano estuvo a punto de hacer saltar el Camp Nou por los aires con una asistencia a Messi que Leo acabó por enviar el balón al cuerpo del portero.

Rakitic: No está bien. Demuestra una falta de confianza en su juego notable. Ha errado en más de un balón fácil. Jugó como pivote defensivo, en el lugar de Sergio Buquets, pero sin aportar nada diferente en el juego. Muy preocupante su estado actual.