BARCELONA

Messi se anuncia para el Balón de Oro

Pese a su accidentado inicio de temporada, ya ha brillado contra Sevilla, Eibar, Slavia y Valladolid y ha reactivado sus opciones a llevarse su sexto Balón de Oro en diciembre.

El partido de Messi contra el Valladolid fue el mejor anuncio para reengancharse a la carrera por el Balón de Oro. Un Cirque du Soleil sobre el césped. Malabarismos en forma de caños y controles orientados con el muslo, pases milimétricos a Suárez, un gol de artista y otro de killer. Mucho, muchísimo Messi después de un inicio de temporada accidentado por su lesión en el sóleo en el primer entrenamiento del año y su recaída antes de la primera jornada de Liga en San Mamés.

Messi lucha legítimamente por el Balón de Oro porque su temporada anterior fue sencillamente espectacular a nivel individual. Sólo fue estropeada por el desastre de Liverpool y la final de Copa contra el Valencia. Pero en Liga volvió a llevar en volandas al Barça al título con sus 36 goles, que también le dieron su sexta Bota de Oro. Y en la Champions fue el MVP de la semana en la primera jornada de la fase de grupos (PSV), también en la segunda (Tottenham), en la quinta (PSV), en la vuelta de los cuartos de final (Manchester United) y la ida de las semifinales (Liverpool). En otras palabras, fue el mejor jugador del torneo en términos individuales. La UEFA, sin embargo, premió a Van Dijk como Jugador del Año. El holandés, que firmó también una temporada gigante con su club y con la selección, y Cristiano, que ganó la Serie A con la Juventus y la Liga de Naciones con Portugal, son sus rivales en la carrera por el premio que entrega France Football.

Da la sensación de que Messi llega bien al sprint final por el premio. En las últimas semanas ha marcado dos golazos de falta que le sitúan en la mágica cifra de 50 tiros libres directos transformados en su carrera. Ha vuelto a encontrar el gol y pese a algún momento más errático como los últimos minutos en Praga, cuando no tomó las mejores decisiones en los contragolpes que debieron decidir el partido, se le empieza a ver muy fino. Otro año peleando por ser el mejor jugador del mundo. Compañeros como Arturo Vidal y rivales como Míchel se deshicieron al final del partido en elogios hacia él. "Es de otro planeta", dijo el chileno. "Sólo se le puede aplaudir", admitió el jugador del Pucela. La carrera de Messi causa admiración, pero da la sensación de que él no termina de estar satisfecho. Su próximo viaje va del The Best del Teatro alla Scala de Milán al Balón de Oro que se entregará en el Teatro Chatelet de París.