REAL MADRID

La Operación retorno del Real Madrid tiene obstáculos...

El plan blanco es reforzarse el curso que viene con Odegaard, Achraf, Reguilón, Ceballos y Kubo. Pero puede que los jugadores tengan algo que decir...

El Real Madrid, como desveló AS, tiene intención de reforzarse el curso que viene con cinco jugadores que tiene cedidos en este momento y que están brillando en sus respectivos equipos: Odegaard, Achraf, Reguilón, Ceballos y Kubo. La idea del club es clara: son buenos jugadores que volverán de sus préstamos mucho más hechos de lo que estaban cuando se marcharon y que además llegarán a coste cero, por lo que el Madrid podrá centrar todo el esfuerzo económico en Mbappé, su gran objetivo para el verano de 2020 y que requerirá, seguramente, de unos 300 millones de euros. Pero falta por ver lo que opinan los jugadores y ahí puede venir el problema. Analizamos caso a caso.

Odegaard

Ha firmado por un solo año con la Real Sociedad, aunque se ha publicado que existe un pacto entre ambos clubes para extender el préstamo un segundo año si es el deseo de ambos. Es decir: puede volver en julio, aunque la idea del Madrid al arrancar la cesión era que no se interrumpiese hasta 2021. Pero el estupendo rendimiento del noruego en San Sebastián y la falta de efectivos en la medular blanca han producido un cambio de parecer. Odegaard está liderando a la Real, ha dado un salto físico evidente y futbolísticamente su primer año en Primera no le está pesando en absoluto.

Odegaard.

Sin embargo, el problema puede llegar al preguntarle al jugador si quiere o no ser parte del Real Madrid 2020-21. En una reciente entrevista con AS, dejaba claro su deseo a corto plazo: "Cuando estás un año aquí y otro allá, lo que quieres es estabilidad. Por eso quiero estar aquí dos años". El deseo de Odegaard es asentarse en un mismo sitio para seguir con su desarrollo y eso quizás choque con la idea del Madrid de que se reintegre en el Madrid el curso que viene. Zidane o el técnico que esté cuando llegue ese momento deberá convencerle de que es el momento de dar el paso definitivo de formar parte de la plantilla blanca.

Achraf

El hispano-marroquí se marchó al Dortmund hace ya más de un año, en un acuerdo de cesión por dos temporadas sin opción a regresar el pasado verano, pese a que Zidane mostró interés en su regreso. La cesión acaba el 31 de junio y el Borussia hará una oferta por él seguro, ya sea para que siga el préstamo un año más o para hacerse con su pase. Achraf está brillando en el Dortmund, donde lleva ya cuatro goles este año y donde se ha desarrollado como jugador en muchos sentidos: ha jugado en ambos laterales, como extremo por ambos costados... 

En una reciente entrevista con AS, el jugador expresaba sus deseos: "No debo centrarme en el año que viene sino en hacer un buen año para poder hacer lo que me apetezca a final de temporada. De momento estoy a un nivel muy bueno, así creo que podría estar en el Real Madrid. Claro que me gustaría triunfar allí. He crecido en el Madrid, es mi casa y ahí me gustaría crecer, pero si no es así intentaré triunfar en otro lado. Ése es mi sueño". Queda claro que el lateral quiere regresar al Madrid, pero hacerlo en condiciones de seguir creciendo. Achraf pone por delante su evolución a volver a Valdebebas y la actual configuración de la plantilla deja dudas: hay cuatro laterales (Carvajal, Odriozola, Marcelo y Mendy), además de tres centrales que pueden jugar en los laterales (Ramos, Nacho y Militao). Odriozola y Marcelo están discutidos y su continuidad no es segura; podrían abrir una puerta a Achraf, que lo que quiere, ante todo, es jugar.

Reguilón

El lateral izquierdo, actualmente cedido en el Sevilla, está dando un nivel estupendo a las órdenes de Julen Lopetegui, el entrenador que quiso que se quedase en la plantilla del Real Madrid 2018-19. Tanto es así que ha sido convocado con la Selección absoluta, nada menos. Zidane le recomendó irse tras el fichaje de Mendy y tras los nueve partidos que dirigió el francés la temporada pasada; en ellos se vio que Reguilón no es un jugador del gusto de Zizou y que Marcelo iba a estar por delante de él, claramente.

El asunto está en que Marcelo pierde terreno con cada año que pasa y el Madrid ya ha hecho una inversión importante en ese lateral con Mendy, por el que pagó 48 millones de euros. La idea del Madrid es que Reguilón y Mendy sean el futuro del carril izquierdo blanco, pero si Zidane sigue siendo el entrenador del Madrid dentro de un año, ese plan podría tener fisuras. Regui sabe que el francés no ve en él a un potencial titular e intentará cambiar esa percepción. La cuestión es: ¿lo conseguirá?

Ceballos

De momento está dejando actuaciones irregulares en el Arsenal, aunque una sensación general muy convincente. Su paso por la Premier puede ayudarle mucho a crecer en términos competitivos y de desarrollo personal, lo que puede abrirle de nuevo las puertas del Madrid. Pero en el caso del utrerano el problema tiene nombre y apellido: Zinedine Zidane. La sintonía entre el jugador y el técnico es cero, de hecho el curso pasado Ceballos soltó una sonora rajada en relación al francés: "El que tiene que explicar por qué no me daba oportunidades es él. Yo trabajaba, intentaba ponérselo difícil, pero llega un momento en el que ves que es imposible. Marco dos goles en Vitoria y al partido siguiente en Dortmund jugué un minuto. Cuando pasan las semanas y no te sientes importante, es más difícil. Hubo un momento en que di la temporada por perdida, estábamos a 15 puntos en Liga y sólo nos quedaba la Champions, pero yo no entraba en la dinámica".

Ceballos, con el Arsenal.

Aun así, Zidane quiso transmitir en su retorno al Real Madrid que hacía tabla rasa y que los pecados del pasado no iban a tener peso en sus decisiones. Durante el final de la pasada temporada, el técnico tuvo reuniones personales con toda la plantilla para transmitirles si contaba o no con ellos; en el caso de Ceballos, la charla fue muy clara por ambas partes y se llegó al convencimiento de que una salida era lo mejor. La idea inicial del Madrid era un traspaso, pero el buen Europeo Sub-21 de Ceballos hizo que el plan cambiase y el club blanco sólo aceptase una cesión, en previsión de un posible retorno del sevillano a la capital de España tras una aventura en el extranjero. Ese futuro es posible, pero deberá ser sin Zidane en el banquillo del Madrid. Si el francés sigue el curso que viene, Ceballos tiene claro lo que quiere (y lo que no).

Kubo

El que menos obstáculos ofrece. Está creciendo en el Mallorca, jugando cada vez más y dejando buenos detalles de su calidad. La idea del Madrid es que pase este año y, una vez concluida la temporada, ver la evolución y si está listo. El japonés tiene 18 años, no hay prisa a la hora de evaluar su utilidad en el Madrid a corto plazo. Pero si el Madrid quiere, él también querrá. La única pega, de haberla, es la enorme competencia que siempre ofrece el Madrid en ataque, pero también están ahí los ejemplos de Vinicius y Rodrygo para demostrar que, si hay calidad y desparpajo, el DNI no cierra ninguna puerta.