SUPER MUNDIAL DE CLUBES

El Barça necesita la Champions para no ir a la zaga de Madrid y Atlético

La FIFA exige como condición para clasificarse para el Súper-Mundial de Clubes ganar la Copa de Europa o la Europa League. Algo que Madrid y Atleti sí han conseguido en estos años.

El Barça necesita la Champions para no ir a la zaga de Madrid y Atlético

El Barcelona necesita ganar una Champions con urgencia si quiere jugar el histórico primer Súper-Mundial de Clubes que la FIFA aprobará este jueves en Shangai y para el que ya están clasificados el Real Madrid y el Atlético. Según el nuevo reglamento, los equipos europeos que quieran participar sólo pueden hacerlo si son campeones continentales en cada ciclo de Mundial, es decir antes de Qatar 2022. Madrid y Atlético ya tienen el pase porque ganaron respectivamente la Champions y la Europa League de 2018, pero no el Barça. Para resolver este asunto, la FIFA ha madurado quitarle plazas a los equipos asiáticos con el fin de guardarse dos 'wil card' o invitaciones' para grandes equipos que no consigan el objetivo, pero la idea está descartada por ahora.

La nueva competición se disputará en Pekín (China) entre el 17 de junio y el 4 de julio de 2021 y participarían los campeones de Champions y de la Europa League de las cuatro últimas temporadas (ocho equipos). Sudamérica aportaría seis equipos; mientras que África, Asia y la CONCACAF tendrían tres cada uno por un representante de Oceanía. Si el mismo equipo es campeón más de una vez durante los cuatro años de cada período, le reemplazaría el siguiente clasificado en el ranking de cada confederación continental (UEFA, CAF, CAF, OFC, CONMEBOL y CONCACAF). Se disputaría en un formato con ocho grupos de tres equipos en los que los ocho ganadores pasarían a cuartos de final. La FIFA calcula que el nuevo torneo le puede dejar ingresos por casi mil millones de euros. 

En el Consejo de este jueves, en el que participan los 37 miembros de la dirección de la FIFA, también se estudiará la petición de la CBF para llevarse a los jugadores brasileños Sub-23 que militan en Europa para que disputen en enero la clasificación sudamericana para los JJ OO de Tokio, entre los que están Rodrygo y Vinicius, del Real Madrid.