REAL MADRID

Los números que frustran al Madrid y penalizan a Zidane

El Madrid ha ganado un partido de Champions en sus últimos cinco. En la segunda etapa del técnico francés, dos victorias de 11 salidas entre Liga y Champions.

El Madrid se juega gran parte de sus opciones para acceder a la siguiente ronda de la Champions en el Ali Sami Yen, el estadio del Galatasaray que bien conoce Zinedine Zidane. No en vano, el técnico francés ya jugó en el ahora remozado coliseo turco con la Juventus en la temporada 1998-99 (curiosamente, los juventinos no pudieron ganar a los otomanos en ninguno de los dos encuentros). Los blancos necesitan ganar y que el PSG le eche una mano derrotando al Brujas para que los madridistas empiecen a remontar desde la última posición del Grupo A, lugar que ocupan actualmente. 

Pese a que el comienzo en esta edición de la máxima competición europea no ha sido lo mejor posible (el Madrid suma un punto después de dos jornadas disputadas), las estadísticas están con el entrenador madridista en sus viajes continentales: los blancos han jugado 16 encuentros a domicilio bajo el mando de Zizou (sin contar las tres finales de Champions, que se celebran en un escenario neutro), con nueve victorias (el 56,25%), cuatro derrotas (el 25%) y tres empates (18,75%). Los madridistas han marcado 32 goles (una media de dos goles por partido) y ha encajado 16 (uno por encuentro). Además, no encajó goles en cuatro visitas (el 25%) y dejó de marcar en sólo tres encuentros. Unos datos tranquilizadores a primera vista. 

Sin embargo, el Madrid llega a Estambul con una estadística frustrante para sus intereses: de los últimos cinco partidos de Champions sólo ha sido capaz de ganar uno: ante el Ajax en la ida de los octavos de final de la pasada edición de la máxima competición continental. Los blancos se impusieron 1-2 con goles de Benzema y de Marco Asensio. Desde entonces, han perdido tres y han empatado el restante, precisamente el último que han disputado en esta serie. El rival fue el Brujas, que se adelantó en el marcador 0-2 antes del descanso. Dos cabezazos (obra de Ramos y de Casemiro) evitaron la que hubiese sido la cuarta derrota. Curiosamente, dos de esas derrotas (más el empate) han sido en el Santiago Bernabéu. Los blancos sólo han marcado cinco tantos en esta racha (una media de un gol por encuentro, aunque no marcó ni ante el CSKA ni ante el PSG), mientras que ha recibido 13 (2,6 goles concedidos por partido), con sonoras goleadas recibidas ante el CSKA (0-3), Ajax (1-4) y PSG (3-0). 

Más fría es la estadística que muestra Zidane a domicilio en esta segunda etapa que está dirigiendo al Real Madrid: ha disputado 11 encuentros (10 de Liga y uno de Champions) y sólo ha ganado dos (el 18,18%): ante el Celta (1-3, en la primera jornada de Liga) y al Sevilla (0-1). Ha empatado cuatro (36,36%) y ha perdido cinco (45,45%). Pero esa estadística no la quieren saber ni Zidane ni sus jugadores…