TRIBUNALES | LEVANTE - ZARAGOZA

"El testimonio de Tebas es ilícito"

El abogado de Gabi, José Antonio Choclán, afirmó que la causa procede de una vulneración de un derecho fundamental.

"El testimonio de Tebas es ilícito"
David González Diario AS

El juicio por el presunto amaño del Levante-Zaragoza del 2011 llega, en principio, a su último día. Las defensas, tras los informes de la acusación, han tomado turno de palabra para mostrar sus argumentos contra los mismos. Ayer lo hicieron la defensa del Real Zaragoza, Agapito Iglesias, Javier Porquera y Francisco Checa. Hoy, de momento, lo ha hecho la defensa de Gabi y Lafita, José Antonio Choclán.

Defensa de Gabi Fernández y Ángel Lafita

El letrado afirmó que "el testimonio de Tebas es ilícito". Dar validez al testimonio de Tebas puede generar un efecto disuasorio para el futuro, para evitar comportamientos análogos en el futuro, exigímos que se declare nulo de pleno derecho", defendió. Ya que "el silencio del cliente no supone la afirmación de la ingerencia". Según él, no debe ser un pacto tácito sino explícito por parte del cliente. Afirmando que Tebas quería "colgarse la medalla" 45 días antes de ser nombrado presidente. Ya que conocía la información dos años antes y decidió, por él mismo, y según su versión, incurrir en secreto profesional. Poniendo de manifiesto que de ser así no sería "un proceso con todas las garantías".

"Tiene que excluirse por cuestiones de fondo. Una prueba con una denuncia anónima no puede ser prueba de cargo. La causa se inicia con la vulneración de un derecho fundamental por medio de una acutación ilícita", declaró Choclán ante el magistrado Manuel Aleis en base a los informes del Ministerio Fiscal, LaLiga y el Deportivo de la Coruña.

Defensa de Jorge López y Maurizio Lanzaro

En primera instancia, se adhirió a lo expuesto por José Antonio Choclán, para más tarde afirmar que "el Ministerio Fiscal hizo un análisis del encuentro diciendo que estábamos ante una estafa y que los goles con los que el Zaragoza consiguió la victoria parecían fáciles de conseguir. Solo hace falta ver el gol de falta. El gol entra por toda la escuadra y supera a la barrera, que salta. Es una falta de respeto a unos profesionales".

Sus clientes fueron dos de los tres que extrajeron cantidades en efectivo en la misma sucursal bancaria. "Si comprueba las órdenes de ingreso, solo una de ellas tiene el visado de la sucursal de la entidad bancaria. Y sólo una tiene el sello y la sucursal. Sólo se ha recibido en una única vez. Que coincide con la fecha del 20 de mayo. Es el momento en el que el señor Iglesias podría estar en Zaragoza. Si se fija, esas transferencias se producen el 20 de mayo. La cantidad se la pide indicando que ya se ha hecho la transferencia para realizar unos pagos para las entradas de las peñas", afirmó.

"Si partimos del criterio de las acusaciones, los receptores de la transferencia serían los más tontos de los intervinientes. Dejan un rastro en sus cuentas de un supuesto amaño", manifestó. Además, puso de manifiesto que Jorge López acababa contrato esa temporada y se trasladó a Grecia, por lo que el resultado definitivo de la temporada le era indiferente.

Defensa de Toni Doblas

El abogado del guardameta sostuvo que "el Zaragoza le debía dinero de otras temporadas a mi cliente", un hecho que refrendó Doblas durante su interrogatorio. "Mi representado lleva manifestándolo desde hace ocho años. Que había recibido el dinero y que se lo había quedado. Lo ejecutó y lo llevó a su posesión. De qué serviría declararlo y pagar impuestos sino lo va a llevar a su propio patrimonio". Y es que el portero se quedó el dinero debido a unas dificultades económicas que atravesaba durante ese tiempo.

"Con el dinero que se le adeudaba, mi cliente se lo quedó la transferencia, como manifestaba la acusación pública y particular. Lo lleva diciendo durante ocho años. Por lo que mi parte tendría que estar como acusación y no como acusado", dijo su defensa. Ya que el jugador no jugó el partido, se quedó el dinero y el siguiente curso jugó en Segunda División, en las filas del Xerez.

Además, puso de manifiesto las conclusiones definitivas del Ministerio Fiscal, en las que dejó entrever que su cliente era un habitual en este tipo de prácticas. "Se quiere vertir dudas de otros partidos con respecto al de aquí se enjuicia. Un partido del Córdoba. Las sospechas de que mi defendido podría ser habitual en la práctica de un delito que hoy y aquí se juzga".