LAS PALMAS

Pedri pasa del anonimato a futura estrella nacional

El tinerfeño es una de las sensaciones en Segunda División. Ángel López advirtió a Pepe Mel del potencial del juvenil, que no tiene techo.

La vida del joven tinerfeño Pedro González 'Pedri' (16 años) ha dado un cambio radical en pocos meses. Hace tiempo que llamaba la atención, aunque fuera descartado por el equipo de su propia isla, el Tenerife, por ser 'demasiado pequeño', por lo que los dos grandes del fútbol español, el Real Madrid y el Barcelona, no tardaron en fijarse en este talentoso joven, siendo los catalanes los que se llevaron el gato al agua este pasado verano por cinco millones y medio de euros, que con el cumplimiento de ciertos objetivos, como partidos jugados, goles marcados, convocatorias internacionales o su debut con el primer equipo culé le pueden reportar a los amarillos muchos más ingresos.

Un dineral para un jugador que no había jugado en el filial amarillo y que de la noche a la mañana pasó del juvenil al primer equipo gracias al entrenador del juvenil B y exinternacional con España, Ángel López, ex de Las Palmas, Celta, Villarreal y Betis le dijo a Pepe Mel: "Deberías ver a un chico que hay en el juvenil, que tiene una pinta tremenda". Fue tanto lo que maravilló al experimentado técnico madrileño que, sin pensárselo dos veces, le dio la oportunidad de realizar la pretemporada con los profesionales.

Poco le costó hacerse un hueco y llamar la atención, tanto que la entidad insular decidió hacerle contrato profesional para evitar su salida a precio de saldo. Pero el 2 de agosto, tras el empate a uno ante el Almería y donde el tinerfeño destacó por encima del resto, fue cuando en el Barça se decidió dar el paso y comenzó a negociar. En el cierre del mercado veraniego se consumó su pase al Barcelona, que deja en la isla dinero y a una perla que cada partido que pasa no deja de maravillar con sus diabluras y goles.

Su constante evolución ha tenido su justo premio y por eso, desde este lunes ya no se entrena con sus compañeros al acudir a la llamada de la Selección española para disputar en Brasil el Mundial Sub-17.