LEGANÉS

El Leganés, un torrente ofensivo sin acierto ante la meta rival

Los pepineros son el cuarto equipo que más tira (112 remates), pero el que menos acierto tiene ante la portería rival (3,5%). Necesitan 28 disparos para lograr gol.

El Leganés, un torrente ofensivo sin acierto ante la meta rival
JUAN AGUADO DIARIO AS

El Leganés sufre una preocupante falta de puntería. Es quizá su mayor problema en este arranque de temporada. Al inicio también lo fue su endeblez defensiva. La incapacidad para mantener su meta a cero sigue presente, pero no en la proporción de una sequía goleadora más que llamativa con los datos en la mano. El Lega sólo ha anotado cuatro goles este curso (dos Óscar, dos Braithwaite) pese a ser uno de los equipos que más juego ofensivo genera en LaLiga. Literal.

Porque el Leganés es, en lo que llevamos de campaña, el cuarto conjunto que más veces ha tirado a puerta con 112 remates sólo superado por Real Madrid (134), Villarreal (115) y Sevilla (114). Es decir, que el Lega dispara mucho, pero dispara mal. Prueba de ello es su bajísima efectividad de apenas un 3,5%, el más escaso del campeonato. Dicho con otras palabras. Los de Pellegrino necesitan 28 remates (¡28 remates!) para hacer un gol.

Oro en córners y plata en centros

También hay otras facetas atacantes en las que el Leganés destaca sin que, por ahora, sus delanteros hayan sacado rédito. Por ejemplo, en córners sacados a favor. No hay otro equipo de LaLiga que haya botado tantas jugadas desde la esquina. Han sido, en total 55. Pero ninguno de sus cuatro goles ha llegado de córner. Pudo hacerlo ante el Levante, pero el larguero escupió, con ayuda de Aitor, el testarazo de En Nesyri.

El Leganés es, además, el segundo equipo que más centros pone al área (174 por los 175 del Eibar), aunque en la estadística de centros buenos cae hasta la sexta plaza, con un 27% de balones acertados en estas jugadas, el mismo porcentaje que la Real Sociedad. Datos en todo que demuestran que el Lega ataca y ataca mucho, pero que no ataca bien. Mejorar este tino es uno de los objetivos que viene repitiendo Mauricio Pellegrino desde que arrancó el curso. Asignatura pendiente que debe mutar cuanto antes.

En Butarque ya queda poco espacio para la paciencia. Poco margen para el error con una durísima prueba en el horizonte: el derbi ante el Getafe, el equipo al que menos tiran de todo el campeonato (52 disparos), aunque haya encajado los mismos goles que el Lega (12).