REAL MADRID | LA INTRAHISTORIA

El preolímpico 'amenaza' con llevarse a Rodrygo un mes

La perla del Real Madrid se iría con Brasil Sub-23 en enero. Si Rodrygo se va se perderá la Supercopa y el inicio de la Copa del Rey.

Brasil tiene el preolímpico en Colombia desde el próximo 15 de enero y en él quiere que esté, al frente del ataque se la canarinha Sub-23, el madridista Rodrygo. El delantero (18 años) está ahora mismo con la selección olímpica de su país y en la pasada madrugada se sumó desde el banquillo a la goleada a Venezuela (4-1) en un amistoso en Pernambuco.

Rodrygo sufrió un férreo marcaje de la Vinotinto en cuanto pisó el terreno de juego (imagen superior) pero su presencia con la verdeamarelha que quiere estar en Tokio 2020 es reveladora. André Jardine ha citado al madridista para este parón FIFA (este lunes podría ser titular en otro amistoso contra Japón en Brasilia) y se espera que haga lo mismo para el preolímpico porque los ensayos de esta semana son los últimos antes de jugarse ese billete olímpico.

El problema, desde la óptica del Madrid, es que ese minitorneo clasificatorio para los Juegos no está ubicado en fechas FIFA. La entidad tendrá que ponerse de acuerdo con la Confederación Brasileña de Fútbol porque si Rodrygo se incorpora a la Seleçao le perderá durante casi un mes. El preolímpico empieza el 15 de enero, pero el atacante tendría que irse lógicamente antes de esa fecha, y termina el 2 de febrero.

Si Rodrygo es convocado no estará disponible para Zidane ni en la Supercopa de España a cuatro (del 8 al 12 de enero) ni en la primera ronda de la Copa del Rey (22 de enero), eliminatoria esta donde los entrenadores blancos suelen apostar por los menos habituales.

De momento la participación de Rodrygo con el primer equipo ha sido casi testimonial (sólo tuvo 19' ante Osasuna) pero dejó su impronta con un control de bandera ("Ha sido la hostia", fue la definición del propio Zidane) que culminó con el gol. Sólo llevaba 95 segundos en el campo... La estrategia del club es cuidarlo al máximo. Con el Castilla sólo se fogueará en el confort de los partidos del filial en Valdebebas. Se le ahorran desplazamientos y campos de césped artificial, típicos en muchos clubes de Segunda B. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana no jugó con el Madrid el sábado (aunque sí fue convocado) y Raúl no le pudo llamar para la visita a San Sebastián de los Reyes. Si se va al preolímpico, no estará ni para Zizou ni para el ténico castillista.