Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

VALENCIA

Cheryshev cambia el orden establecido en la izquierda

El extremo ruso del Valencia le ha arrebatado la titularidad a Guedes. Con Albert Celades, ha disputado el 41% de los minutos.

Cheryshev cambia el orden establecido en la izquierda
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

Albert Celades está tomando decisiones. Pese a que el técnico catalán ha evitado cualquier ápice de polémica desde que aterrizó en la capital del Turia, no ha dudado en ejercer de entrenador en cuanto ha tenido la oportunidad y eso se ha plasmado tanto sobre el verde como en el vestuario.

Uno de los cambios más importantes que ha realizado el técnico se ha dado en la banda izquierda, donde con Marcelino había un claro titular que ya no lo es, Gonçalo Guedes. Y es que en los siete partidos que el nuevo entrenador ha estado al mando, Cheryshev y Guedes se han estado alternando el costado izquierdo sin que haya un titular claro, además de que Kang-In Lee también ha participado en esa zona del campo. Incluso Sobrino ha jugado unos minutos en esa demarcación.

El ruso es el futbolista que más minutos ha jugado en esa posición con Celades como entrenador, con 302 minutos. Guedes, quien a priori era el titular, ha visto reducida su estancia en el campo a 264 minutos de los 630 que se han disputado con Celades al mando, menos de la mitad. Y no es ningún secreto que uno de los grandes beneficiados de la llegada del ex de la Selección sub-21 ha sido Kang-in Lee, quien ha disputado 161 minutos, muchos de ellos partiendo desde la izquierda.

Toda esta circunstancia llega debido al bajo rendimiento de Gonçalo Guedes. Nadie duda de que si el portugués estuviera al gran nivel que muchas veces ha desplegado, él sería el titular. Sin embargo, en vistas de que su brillo se ha apagado y de que defensivamente no trabaja mucho, Celades no ha dudado en mandarlo al banquillo. Pese a que el portugués ha jugado tres partidos como titular, los mismos que Cheryshev, solo ha participado en 4 de los 7 que Celades ha dirigido y ha jugado el 41% del tiempo. Dato llamativo, ya que Kang-in (25%) y Cheryshev (47%) han entrado al terreno de juego en cinco.

Las rotaciones de Celades en la izquierda son una declaración de intenciones: juega quien mejor está. A día de hoy, la izquierda junto a los centrales, es la única posición con sus tres futbolistas susceptibles de jugar. Y el entrenador ha demostrado que no duda en sentar a un teórico titular en cuanto baja el nivel. De hecho, las tres victorias del equipo (Chelsea, Athletic y Alavés) con el catalán al mando han sido con Cheryshev titular y sin que Guedes jugase.

Los protagonistas en la banda izquierda

Guedes: pérdida de galones y minutos

El extremo portugués ha pasado de ser indiscutible con Marcelino a perderse partidos grandes como el de Stamford Brigde o San Mamés. Celades no le ha cerrado la puerta. De hecho, le utiliza pero su participación se ha visto reducida y las tres victorias con el catalán en el banquillo han llegado sin que él haya participado ni un solo minuto.

Cheryshev: se gana el puesto y a Celades

El centrocampista ruso siempre ha trabajado como lo ha hecho las últimas semanas. Por ello, en cuanto Guedes ha bajado el rendimiento, Celades no ha dudado en alinearle. Cheryshev ha sido protagonista siempre que ha jugado. Con los goles que estaba encajando el equipo, el trabajo defensivo que realiza el jugador también es clave.

Kang-In: Se consolida en la rotación

El centrocampista surcoreano ha ido afianzándose en el primer equipo y, pese a que no es un jugador titular, se ha consolidadocomo futbolista de rotación. Tanto es así, que ya les ha ‘quitado’ minutos a Cheryshev y Guedes en el costado izquierdo, tanto saliendo desde el banquillo como incluso siendo titular. El asiático ha rendido a buen nivel.

Sobrino: sorpresa en el costado

Nadie habría dicho que Rubén Sobrino tendría minutos en el Valencia esta temporada y mucho menos jugando en banda. Sin embargo, Celades no ha dudado en sacarlo al campo en los minutos finales de dos partidos, con la idea de que el jugador se vaciara físicamente defendiendo y saliendo veloz al contraataque.