Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

REAL MADRID

Seis claves que harían encajar a Gareth Bale en el Tottenham

El galés tendría cinco posibilidades sobre la mesa para tomar y decidir su futuro a partir del próximo verano. Entre ellas, el Tottenham.

Bale
Getty

Gareth Bale vuelve a estar en la pista de salida del Real Madrid. Tras un verano en el que fue uno de los principales protagonistas del mercado de fichajes, finalmente se quedó en el proyecto 2019/20 del conjunto blanco. Sin embargo, parece ser que tendría su decisión tomada y algunas informaciones ya apuntan a que tendría cinco posibilidades sobre la mesa para tomar y decidir su futuro a partir del próximo verano. Entre ellas, el Tottenham.

El conjunto del Norte de Londres no vive su mejor momento de forma. El proyecto liderado por Mauricio Pochettino está firmando un inicio de curso deportivo gris, alejado de expectativas creadas, incluso decepcionante, y parece ser que sería una de las opciones factibles que tendría Gareth Bale para salir en el próximo mercado de traspasos veraniego. A continuación, algunas claves que harían encajar a la perfección el puzzle de futuro del Tottenham y el jugador galés:

El Tottenham ya puede fichar

La construcción de su nuevo estadio ha hecho que durante dos temporadas el conjunto inglés haya visto limitado y reducido su presupuesto para inversiones en el mercado de fichajes. Esa situación está desbloqueada. Esa barrera económica está resuelta. Ya se pudo ver el pasado verano con fichajes como Ndombélé. Es por ello que (partiendo del potente reparto televisivo de la Premier League) quizás ahora sí puedan hacer frente a un contrato estratosférico y a una operación de dimensiones gigantescas. Es ahora cuando podrían hacer realidad el sueño de muchos en el Norte londinense de ver nuevamente a Bale luciendo los colores del Tottenham.

El 'galáctico' para relanzar el proyecto

El proyecto del Tottenham vive horas bajas. Con varias de sus estrellas en un estado de forma alejado del mejor nivel y con algunas de ellas, como Eriksen, que apuntan a la puerta de salida el próximo verano, la llegada de un futbolista como Bale relanzaría la ilusión de la parroquia Spur. Es uno de los mejores jugadores del mundo. Es una de las grandes estrellas del fútbol mundial. Su llegada sería un impulso absoluto para volver a reenganchar a una afición que, a día de hoy, ha visto cómo la temporada se ha puesto muy cuesta arriba.

Bajón en el lado zurdo (Eriksen, Dele Alli, Son, Rose, Sessegnon...)

Es, seguramente, la posición del terreno de juego que más quebraderos de cabeza está dando a Mauricio Pochettino. Dele Alli no encuentra regularidad por su estado físico y varias lesiones, y a ello se le suma que su pasada temporada ya fue cuestionable por un bajón deportivo que parece haber cortado su enorme progresión deportiva. Son no está firmando su mejor inicio y parece ir de la mano con la tónica del equipo. Eriksen parece estar más fuera que dentro (se habría negado a renovar e incluso el técnico ya está contando menos con él). Y si en ataque despiertan dudas, parece que defensivamente el lateral zurdo tampoco genera demasiadas confianzas con un Danny Rose que ya no brilla como antaño, que estuvo a punto de salir en verano, y un Sessegnon que llegó en el pasado mercado como uno de los grandes fichajes veraniegos pero sigue sin debutar por lesión. La zona izquierda (ya sea desde el lateral como en metros finales) se ha convertido en uno de los puntos clave en el bajón. Un jugador como Bale (que puede cubrir esa zona por su polivalencia) sería un refuerzo de lujo.

A nivel individual es donde mejor ha rendido

En Madrid ha conseguido los más exitosos y brillantes títulos de su carrera deportiva, pero fue en Londres, en la zona Norte, en las filas del Tottenham, donde mejor rendimiento obtuvo. Partiendo desde el lateral izquierdo acabó convirtiéndose en uno de los mejores jugadores zurdos ofensivamente hablando. Allí, en las filas Spurs, fue donde se convirtió en el líder total y absoluto, donde experimentó por primera vez con su juego a pie cambiado, donde potenció su físico, donde perfeccionó su golpeo a balón parado. En líneas generales, donde mejor rindió y donde mejor fue tratado. Era el jugador franquicia. El faro del ataque. Le faltaron los grandes títulos que sí consiguió como madridista, pero a nivel individual y deportivo muchos añoran aquel Gareth Bale resolutivo, imponente, explosivo y polivalente.

Conoce el club, la ciudad y la liga

Gareth Bale ya jugó en el Tottenham. Llegó siendo una joven y seria promesa galesa en 2007 procedente de la exitosa 'Southampton Way', y evolucionó hasta convertirse en uno de los jugadores más destacados del club en las últimas décadas. Por ello, llegaría a un lugar conocido, a un club donde le recibirían con los brazos abiertos como quien acoge a un ser querido. Así, además, llegaría también a una ciudad donde ya ha vivido, donde viaja a menudo, donde ya conoce la rutina diaria, y volvería a sentir en primera persona la tensión y emoción de una de las mejores ligas del mundo.

No tendría problemas de idioma

El idioma español ha sido una de las barreras que más se le han subrayado a Gareth Bale durante su etapa en el Real Madrid. En Gales se ha afirmado en diversas ocasiones que las convocatorias con su selección eran una vía de escape en este sentido. Es por ello que una vuelta a Inglaterra, a la Premier League, sería una comodidad casi vital para comenzar la búsqueda nuevamente de su estabilidad, regularidad y rendimiento. Dejaría, así, un problema que quizás haya marcado su etapa como madridista.