Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Ligue 1
Euroliga
EN JUEGO
Olympiacos OLY

50

Zenit San Petersburgo ZEN

53

BARCELONA-INTER | GRIEZMANN

"Messi no habla mucho, yo tampoco y así es difícil hablar..."

El jugador francés, sobre su adaptación en el Barça: "Necesito tiempo para mejorar, aunque me sienta cómodo. Me faltan cosas para ser el mejor Griezmann posible".

Antoine Griezmann compareció en conferencia de prensa para tratar la actualidad del Barça y analizar el partido de este miércoles entre el equipo azulgrana y el Inter, en el Camp Nou.

-¿Es un partido especial para usted por ser su primera noche europea en el Camp Nou?

-Los partidos de Champions son especiales. En casa, más. Tendré muchas ganas e intentaremos hacer un gran trabajo en equipo. Los tres puntos son lo más importante de mañana.

-¿Cómo pueden condicionar las bajas en ataque?

-Siempre es más difícil si Ousmane, Ansu, Leo o Luis están lesionados. Lo peor es no estar todos juntos. Hay que encontrar la mejor manera posible. Sea con Carles Pérez, con Ansu, conmigo por dentro o por la banda… Tenemos una gran plantilla y seguramente encontraremos la fórmula para ganar al Inter.

-¿Cómo se siente, qué le falta para estar cien por cien cómodo?

-Me siento cómodo, pero necesito mejorar en el campo, sobre todo mis movimientos. Con el balón estoy bien, pero me falta entrar en juego, mejorar en el juego en la banda. Pero me siento bien, con confianza. Me falta para ser el mejor Griezmann posible. Pero está en el camino.

-Se ha hablado mucho de su relación con Messi. ¿Cómo es?

-Al final, él no habla mucho, yo tampoco. Es difícil que nos hablemos así, pero ya le cebado algún mate. Por la buena dirección estamos. Es complicado en el campo aprender esa conexión y mejorarla, pero creo que somos dos chicos buena gente.

-¿Cómo ve a Dembélé anímicamente?

-Voy a estar al lado de él. Él entrena, llega antes a los entrenamientos para reforzar sus piernas y su cuerpo. Se está cuidando, pero cuando uno entra en una dinámica de lesiones, es difícil salir. Pero tiene mi apoyo, el de los compañeros y el del técnico. Estamos aquí para ayudarlo y que se sienta bien y que haga como los últimos días, cuidarse.

-¿Tiene la sensación de que aquí los jugadores mandan más que en el Atlético?

-Gabi y Godín tenían algún poder creo (risas). Aquí hay gente que está en el vestuario desde hace mucho tiempo. Se les escucha cuando hablan, pero los temas de arriba vienen del presidente. Es como en todos los vestuarios que he conocido. Nada fuera de lo normal.

-Aún le queda para ser el mejor Antoine Griezmann. ¿Le da más responsabilidad que no estén Messi o Dembélé para hacer más cosas?

-Acabo de llegar a otra filosofía de juego, otra posición en el campo. Hay que aprender cosas, mejorarlas, cambiar movimientos. Sé que me esperan y que me va a llegar. Mis compañeros quieren lo mejor de mí, yo también. Pero creo que estoy en el camino para hacer lo mejor posible.

-¿Su gran deseo es la Champions?

-Es el sueño de todos y uno de mis sueños. Tengo muchos, pero la Champions es mi objetivo, mi sueño. Y ojalá mañana sea una noche muy bonita y saquemos los tres puntos.

-¿El Inter es el rival más duro?

-Depende de si hablamos de defensa o ataque. Sé que Antonio Conte es un gran entrenador. Ha sacado muy buenos resultados y será un partido difícil. Habrá que hacer lo mejor y sacar los tres puntos que es lo más importante.

-¿Hasta qué punto era importante ganar contra el Getafe?

-Hacía mucho que no ganábamos fuera y era importante y además luego era el derbi y nos acercamos en la clasificación. Nos dio confianza.

¿No cree que aumentaría su rendimiento si jugase en la derecha?

-Buena pregunta (risas). No sé. Como he dicho antes, acabo de llegar. Estoy aquí para ayudar a los compañeros…. Qué respuestas más aburridas doy (risas) pero es así. Hay un míster, una táctica, hay que meterse dentro y ya está.

-Se mide con Godín.

-Fue especial en el Mundial porque era la primera vez que jugábamos en contra. Jugar contra Godín es especial porque es un gran amigo y un gran ejemplo. E incluso algo más familiar que es el padrino de mi hija. Sé algunos truquitos para pillarle.

-Más allá de tácticas, ¿está feliz en Barcelona?

-Estoy muy feliz. He disfrutado mucho a mi llegada y mi familia también. Yo también, dentro y fuera del campo. Veo cosas nuevas de cómo se pueden preparar los partidos. Estoy cogiendo todo y metiendo mi mezcla a mí mismo.

-Cuando llegó dijo que iba a hablar sobre el campo. ¿Qué le ha parecido la respuesta del Camp Nou con usted?

-Muy bien. Cantando mi nombre, cada vez empujándome a mí o al equipo. Me ha sorprendido para bien y ojalá pueda devolverle el cariño cada partido. Me gusta tener conexión con mi afición, con goles o con entradas al suelo.

¿Qué objetivo se ha marcado?

-Jugar todos los partidos y ser alguien importante para el entrenador, para el club y para mis compañeros. Que confíen en mí.