Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

PORTUGAL

El Sporting responde a las "falsedades" del padre de Ansu Fati

El club de Lisboa se ve obligado e emitir un comunicado contestando al padre del jugador del Barça que aseguró que le querían para el juvenil.

El padre de Ansu Fati sorprendió este sábado al asegurar que el sueño de su hijo era jugar con Portugal, pocas horas después de que el jugador del Barça hubiera conseguido el pasaporte español que le abre las puertas de la selección española para disputar el Mundial Sub-17 de Brasil. "Mi sueño era ver a mi hijo jugando con Portugal y creo que ese también era su sueño, pero ahora es difícil", expresó en A Bola.

Pero el padre de la joven promesa también habló de una supuesta reunión con el Sporting de Portugal cuando la renovación con el club azulgrana estaba atascada. "Un amigo cercano al Sporting, Rui Casteleiro, me llamó para que Ansu firmase por el club. El pasado verano viajé a la ciudad deportiva del Sporting para hablar sobre esa posibilidad. Me reuní con un directivo, pero me sorprendió cuando me dijo que tenían pensado inscribirle en el equipo juvenil. Estuve escuchando durante 20 minutos, pero pensé que era una broma, puesto que el Barcelona me garantizaba que Ansu jugaría en el Barça B. No tuvo sentido viajar desde Barcelona hasta Lisboa para escuchar aquella oferta. Volví a España y no volví a hablar con el Sporting”, dijo Bori Fati.

Unas declaraciones que ha provocado que el Sporting de Portugal tenga que salir a explicar su versión de cara a sus aficionados.

El Sporting debe esclarecer algunas falsedades sobre las últimas noticias relaciones con el jugador Ansu Fati:

El club no sólo identificó el potencial el jugador, que ahora todos conocen, sino que intentó motivarlo para que viniera a nuestra residencia para reunirse con nuestros gerentes, lo que muchos clubes han intentado y no han conseguido. Sabíamos que el proceso de renovación en Barcelona estaba atascado y comenzamos nuestro trabajo.

Basta con analizar nuestra política de formación para darse cuenta que nuestros equipos están formados por jugadores de varias edades, independientemente del nivel. Decir que el jugador se quedaría en los juveniles es no conocer la actual realidad de nuestra casa. Hay jugadores de 16 años en el equipo sub-23 y otros de 18 en el equipo principal. Además es preciso hacer bien las cuentas, porque además el jugador no podría jugar en juveniles ya que no tiene edad para ello (nació en 2002, por lo que le correspondería jugar en el equipo sub-19).

Estos son algunos de los puntos que debemos aclarar o de lo contraria pueden pensar que nuestro trabajo de captar talentos no funciona. Por desgracia no siempre se consigue reclutar a los buenos jugadores que rápidamente identificamos porque no podemos olvidar nuestra capacidad financiera.