Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

INGLATERRA

El mapa de calor de Deulofeu habla por sí solo

La apabullante superioridad del Manchester City en el terreno de juego y en el resultado final fue tal que la influencia del delantero español del Watford estuvo limitada a labores defensivas.

Cambió de técnico el Watford, Javi Gracia fue destituido y Quique Sánchez Flores fue contratado, pero el cambió llegó instantes previos al encuentro ante el vigente campeón, en el peor momento para 'las avispas'.

El equipo que dirige Pep Guardiola no tuvo piedad con el equipo de Quique, al que tumbó con el modo rodillo en funcionamiento. En apenas 20 minutos los 'citizen' ganaban por cinco goles a cero, y marcaron tres goles más para hurgar en la herida del actual colista de la Premier League, que solo ha sido capaz de sumar dos puntos en cinco encuentros.

Tanto es así que casi ningún jugador tuvo influencia en labores ofensivas. Llamativo fue el caso de Gerard Deulofeu. El mapa de calor que refleja los movimientos de los jugadores refleja como el juego del ex del Barça y del Milán se limitó al centro del campo y a correr detrás del balón durante largos compases del encuentro, como el resto de sus compañeros.

El catalán dio un total de 14 de pases a lo largo del choque, de los que 13 fueron dados con éxito y más de la mitad los dio desde el círculo central (ocho de 14). Sustituido en el minuto 77 de partido, tan solo disparó una vez a portería. Fue en el minuto 4, cuando perdonó un mano a mano ante Ederson después de recibir un balón en largo del centrocampista Etienne Capoue, su única ocasión de gol en todo el partido.

Con esta goleada recibida, se trata del peor resultado del Watford en el fútbol inglés y la tercera vez que concede ocho goles en un partido de Liga. Las anteriores fueron un 1-8 frente al Aberdare Athletic en enero de 1926 y otro 1-8 ante el Crystal Palace en septiembre de 1959.