ATLÉTICO - CELTA

Una ocasión así acaba en gol casi siempre, si Oblak está bajo palos, no: otro paradón más

El guardameta esloveno detuvo un mano a mano a Brais Méndez tras un gran pase de Santi Mina. Ambos porteros fueron los mejores en el Atlético - Celta.