Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
Khimki Moscú KHI

87

Milan MIL

79

FINALIZADO
Anadolu Efes IST

90

Zenit San Petersburgo ZEN

88

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

105

Alba Berlin ALB

106

Final ATP World Tour
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
FINALIZADO
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
6 3
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
7 6
Copa Argentina
EN JUEGO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

1

Lanús Lanús LAN

0

ATLÉTICO

El Atlético pierde la solidez: seis goles en los últimos tres partidos

Sólo una vez en las siete temporadas completas del Cholo su equipo había encajado tantos después de cinco partidos: fue en la 2014-15, también con seis.

Esta es la primera vez que algo así le pasa a Oblak. Que encaja seis goles en los cinco primeros partidos de la temporada del Atlético. Nunca, desde que llegó, en 2014, había ocurrido eso. Seis goles en cinco partidos que en realidad son seis en los últimos tres, a dos por partido. Un dato que, cuanto menos, resulta llamativo por extraño. Cinco fueron la temporada pasada, la 2018-19, pero tres la anterior, la 2017-18, y uno tanto en la 2016-17 como en la 2015-16. Sólo una vez, de hecho, en las siete temporadas completas de Simeone en el banquillo del Atlético tenía un registro así a estas alturas: seis goles tras cinco partidos.

Fue en la 2014-15. Uno del Eibar, uno del Real Madrid, tres del Olympiacos, dos del Celta. Oblak ya estaba pero acababa de llegar. Y lo hizo lesionado. Moyá le arrebató la portería en la pretemporada y en la Supercopa de España ante el Real Madrid. De los cinco partidos, el esloveno sólo jugó uno, el de la Champions League ante el Olympiacos. Tres goles. Simeone volvió a sentarle. Los otros tres fueron a Moyá, en los cuatro partidos restantes. 

Giménez hablaba sobre ello hace unos días, antes del partido ante la Juventus, en una entrevista con AS. "Han encajado cuatro goles en dos partidos: ¿motivos para preocuparse?, ¿el rival también juega?, ¿o están flojeando?", se le preguntaba. "No. Es un poco de todo. Podemos mejorar eso, claro, pero no es un tema de mucha preocupación. Nosotros defensivamente siempre fuimos fuertes porque el equipo siempre trabajó compacto. Y esa es nuestra identidad. A veces puede haber una fatalidad, que el rival juega y hoy, en esta Liga, de mitad de cancha para adelante, todos te crean ocasiones, muchísimas, no lo digo yo, se ve", respondía el central uruguayo. Puede haber varias razones para ello, sin embargo

La primera, una baja, es inevitable: la del jugador que Giménez heredó el '2' y el rol, Diego Godín. En otra entrevista con AS, Moyá definía lo que significaba su presencia. "Sabías que resolvía el 95% de las acciones de una manera brillante. Con juego aéreo defensivo, ofensivo, con olfato goleador a pesar de ser un central y un liderazgo de jugador de antes". Pero no sólo eso. Porque tanto Savic, que ha comenzado muy fuerte la temporada en el Atlético, muy bien físicamente e impecable siempre en el corte, como Giménez, el segundo máximo rematador rojiblanco, un seguro de cabeza, tanto en defensa como en ataque, guardan el centro de la defensa, pero esa es una línea que el Atlético 2019-20 ha reformado casi por completo, con cuatro de sus siete hombres nuevos, y dos son los laterales, dos laterales, Trippier y Lodi, que son siempre titulares, y suben mucho, pero a la hora de defender no lo hacen todavía como Juanfran y Filipe, vieja guardia del Cholo que tenía muy interiorizados sus conceptos. Le llegan más al Atlético, que trabaja recuperar esa solidez de antaño, cuando pasaban los partidos y su puerta, casi siempre, se mantenía a cero. Oblak sin ir más lejos estuvo a punto de arrebatarle a Liaño el récord de imbatibilidad de LaLiga en la 2015-16. Al final lo empató, con 18 goles, 0,47 por partido. Un récord, por cierto, del año 1994.