Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

BARCELONA

Messi está todavía en el taller

Recuperado de una lesión cuyo tratamiento ha generado controversias entre los doctores del club y los médicos de la confianza del futbolista, el argentino volvió en Dortmund.

Messi, al final del partido contra el Borussia de Dortmund.
Getty Images

Messi llevaba sin jugar en el Barça desde el 25 de mayo en Sevilla, cuando el Barça perdió la final de Copa ante el Valencia. Por el camino, una Copa América en la que se le escuchó más fuera del campo que dentro después de la polémica eliminación contra Brasil y un arranque de curso 2019-20 en Barcelona en el que también ha sido más protagonista por la entrevista que concedió a Sport y por su lesión que por sus actuaciones en el césped. Raro en Messi, que suele hablar en el verde. El argentino sigue en el taller. Recuperado de una lesión en el sóleo cuyo tratamiento ha generado controversias entre los doctores del club y los médicos de la confianza del futbolista, el argentino volvió en Dortmund. Jugó media hora pactada y se le vio fuera de ritmo y sin ser determinante como acostumbra: perdió seis balones (todas en campo rival, eso sí, para no generar riesgos) y sólo ganó el 14% de disputas en ataque. Que no está con la chispa adecuada se comprobó en la última acción del partido. Luis Suárez le dejó de cara a gol y a él le sobró el medio segundo que le ha hecho diferente. Dudó al armar la pierna y su oportunidad se fue al limbo.

"Messi está como puede estar un jugador que no ha hecho pretemporada y ha completado cuatro o cinco entrenamientos con el grupo. Bastante ha hecho con jugar un partido que tenía un ritmo increíble", le protegió Valverde. Aunque seguramente el mensaje con más carga que diera fue este: "Necesitamos que los de arriba jueguen juntos". Fue la primera media hora del tridente Messi-Suárez-Griezmann. La frialdad con la que el argentino ha recibido al francés es motivo de preocupación en el club. Messi es el motor que ha movido al Barça ganador y si no fomenta la cohesión en el vestuario como capitán que es, será difícil que el equipo repita los logros del pasado.