Competición
  • Clasificación Eurocopa

PSG-REAL MADRID

Florentino y Al Khelaifi, cumbre con Neymar y Mbappé de fondo

Ambas directivas almuerzan en un lujoso restaurante de París. Las relaciones son cordiales, pero hay intereses deportivos detrás...

El PSG y el Madrid aprovecharán el encuentro de Champions entre ambos en París para volver a sentarse y hablar de fútbol. La tradicional comida de directivas (un año más en el restaurante Guy Savoy) previa al encuentro es el mejor argumento posible. Los dos máximos dirigentes de los clubes, Florentino Pérez y Nasser Al Khelaifi, presiden un almuerzo que toma un cariz importantísimo al haber dos nombres de jugadores del PSG que el Madrid vigila muy de cerca por si es factible ficharlos en algún momento: Neymar y Mbappé.

Las relaciones entre Florentino y Al Khelaifi son extraordinarias. Entre ambos ha existido últimamente una especie de pacto de no agresión por el que las grandes estrellas de un equipo no han sido 'tocadas' por el otro. Las últimas operaciones, por ejemplo el intercambio entre Keylor y Areola, han llegado de mutuo acuerdo y con una gran sintonía en las negociaciones. A diferencia de con el Barça, Al Khelaifi tiene muy buen trato con el Madrid.

Sin embargo, el futuro a largo plazo puede no ser tan halagüeño. De todos es sabido el gusto del Madrid por Neymar y, especialmente, Mbappé. Antes de recalar en el PSG, el club blanco ya habló con él cuando era jugador del Mónaco y la idea del club es plantear una ofensiva en algún momento pues lo considera el gran jugador de los próximos años. Dependerá mucho de la voluntad del jugador de dejar París, su ciudad natal, y del PSG de dejarlo partir, algo que no está claro como se ha visto también en el caso de Neymar y lás negociaciones con el Barcelona. Para ganar la Champions, piensan en París, no se puede ser un club vendedor.

El asunto Neymar es diferente, desde el punto de vista del Madrid. El brasileño ha estado muchas veces en la órbita del club blanco e incluso estuvo inscrito cuando era niño. Sin embargo, su pasado en el Barcelona y su deseo de retornar allí, al menos en lo que a puertas para adentro ha manifestado, hace que el Madrid se mantenga en un segundo plano con él. No le pierde la pista, pero juega otra partida muy diferente que con Mbappé. Reuniones como la de este miércoles en París sirven como termómetro del estado real de la situación. Florentino y Al Khelaifi frente a frente en una mesa. Dos grandes clubes con objetivos deportivos similares, en algunos casos.