Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

ESPANYOL

Valverde, Quique y Sergio marcan la senda

Ellos también vivieron un comienzo titubeante, reaccionaron y completaron tres campañas notables en su debut de pericos.

Valverde, en 2007.
CARLOS MIRA

Empezar con el pie izquierdo en LaLiga en la primera temporada de entrenador no es una excepción en el Espanyol. Antes de David Gallego, Quique Sánchez Flores, Sergio González y Ernesto Valverde ya vivieron un mal comienzo y supieron reponerse, en tres temporadas que acabaron siendo notables. Eso busca el técnico catalán, reconducir el rumbo para navegar por el campeonato doméstico a buen ritmo.

En la temporada 2006-07, el ahora entrenador del Barcelona llegó a un Espanyol que afrontaba tres competiciones después de ganar la Copa con Miguel Ángel Lotina. El club se había reforzado con el reto de aguantar en LaLiga y poder soñar en Europa, pero al comienzo hubo tantas dudas con Valverde que hasta su cargo pendió de un hilo. El comienzo fue descorazonador. Solo una victoria en los primeros cuatro encuentros, ante el Celta en Montjuïc y de manera agónica. Al final, la dirección deportiva lo aguantó, el equipo empezó a funcionar a partir de noviembre y se alcanzó la final de la Copa UEFA (derrota ante el Sevilla en los penaltis) y en LaLiga se finalizó en la undécima posición con 49 puntos.

Tampoco lo tuvo fácil Sergio González, una apuesta de Óscar Perarnau cuando era director deportivo del club en la campaña 2014-15. Dos empates, ante Almería y Málaga, fueron las únicas noticias positivas del equipo en los cuatro primeros encuentros. Se habló de la inexperiencia del entrenador, que luego encontró estabilidad y junto a ello llegaron los resultados: el Espanyol fue décimo con 49 puntos y se alcanzaron las semifinales de la Copa del Rey. La derrota ante el Athletic en Cornellà-El Prat, después del 1-1 logrado en San Mamés, fue un golpe pero a la postre uno de los momentos con mayor expectación del nuevo estadio después del vivido en la última jornada del curso pasado, con el pase a Europa 12 años después tras vencer a la Real Sociedad.

Hasta el quinto encuentro, Quique Sánchez Flores no logró su primer triunfo. El inicial proyecto de la era Chen Yansheng, a la postre un fracaso y una hipoteca económica para años posteriores, se recondujo en una primera campaña notable del técnico madrileño. El Espanyol sumó 56 puntos, el récord en estos años en el estadio, y acabó octavo a siete puntos de Europa, solo superado por la brillante campaña anterior de la mano de Joan Francesc Ferrer, Rubi.

Aunque las sensaciones del Espanyol no han sido las mejores y los jugadores reconocen que no han acabado de asimilar lo que pide Gallego, hay precedentes en los que los malos inicios solo fueron un periodo de adaptación para los técnicos noveles en el club. Los casos de Quique, Sergio y Valverde son el mejor ejemplo y avivan las esperanzas de reconducir la situación y pensar en llegar lejos en Europa o la Copa. Este septiembre puede sacar de dudas el camino que adquiere el equipo perico.