Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

ATLÉTICO DE MADRID

El Trippier atlético sorprende a los escépticos ingleses

El lateral volvía a jugar con su país, donde le observan más cauto y enfocado. Se sigue con expectación e interés en Inglaterra su evolución con Simeone y su adaptación a España.

Trippier felicita a Kane después del cuarto gol a Bulgaria.
Matt Dunham AP

En Inglaterra se sigue con expectación la aventura española de Trippier. La primera ocasión para comprobar su evolución a manos del Cholo llegó el pasado fin de semana. Inglaterra se medía con Bulgaria, a la que liquidó por 4-0 y el rendimiento del lateral del Atlético fue analizado con lupa por sus compatriotas. Sorprendió y agradó casi de igual forma. Hacía 11 meses que el ex del Tottenham no tenía minutos con su selección, venía perdiendo su ventaja con Alexander-Arnold y la competencia por el lateral derecho inglés se ha multiplicado con las apariciones de Kyle Walker y Wan-Bissaka. El defensa del Atlético no podía fallar. "Un Trippier más cauto, de hecho, no hizo casi nada mal y ayudó muy bien a que Inglaterra terminara con la portería a cero siendo, además, el que más pases dio sobre el terreno de juego". Así resumía el Daily Mail sus prestaciones contra Bulgaria.

El fichaje de Trippier por el Atlético sorprendió en su país por varias razones. Para empezar porque su gran Mundial de Rusia no encontró la continuidad esperada durante la temporada. Él mismo lo reconoció al finalizar la misma. Pese a ello, un grande como el Atlético fue a buscarle y nada menos que para hacerle jugar bajo las órdenes del Cholo, cuando, precisamente, no era un técnico de su perfil. En Inglaterra estaban acostumbrados a que los jugadores que marchaban a España estuvieran en la cima de sus carreras y tuvieran un perfil muy diferente (Owen, Beckham, Bale…) o incluso fueran oportunidades de mercado, chollos, como McManaman, que llegó libre a Madrid. ¿Pero cómo el discreto año de Trippier le había llevado al Atlético del Cholo? Justamente, antes del duelo contra Bulgaria, el mismo Daily Mail relataba cómo está siendo de rápida su adaptación. Superando con nota las exigencias físicas del Profe Ortega y obsesionado con aprender español. Un tipo enfocado táctica y socialmente y con ganas de aprender a sus 28 años. Lo primero era evidente. En el Atlético debe preocuparse más de lo que sucede a su espalda.

Un Trippier más comedido, más atento.

Es por ello por lo que llamó poderosísimamente la atención que contra Bulgaria, un rival inferior sobre el papel, se prodigara muy poco en ataque. En Inglaterra Trippier es línea de fondo, centros y balón parado. Más bien lo era. Ahora quiere exhibir un nuevo registro del que también se beneficia Southgate, su seleccionador, y el que le puede aupar en la competencia por el puesto de cara a la Eurocopa. Contra Bulgaria subió muy poco y supo medirse. Era una orden. Southgate reveló que su misión era evitar congestión en la derecha, habilitar rápido a Sterling y dejarle espacio para maniobrar. Trippier se aplicó. Lo viene haciendo, de momento, en el Atlético y en Inglaterra lo celebran.