Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

REAL MADRID

Sin caras nuevas y sin gol

Diez de los titulares de Zidane ante el Valladolid ya estaban con Ancelotti y el equipo necesitó 22 remates para marcar. Crecen las voces en el club que piensan en Neymar...

Este verano se esperaba una revolución en el Real Madrid y el reencuentro del equipo con su público en el Bernabéu ante el Valladolid ofreció justo lo contrario: Zidane recurrió a una alineación sin fichajes y casi vintage (Bale, James, Isco...) y el equipo se atascó, como la aciaga temporada pasada, en la suerte suprema: el gol

Dos argumentos que desincharon las velas que el Madrid había desplegado en su estreno en Balaídos, donde navegó con mucha soltura. “Hay que insistir más y tener más convicción para ganar los partidos”, fue el diagnóstico de Zizou. Insistir, su equipo insistió, lo que no hubo fue puntería. Remató 22 veces para conseguir sólo un gol. Más del doble del promedio de la campaña pasada (un tanto cada 10 remates) y casi el triple de los remates que necesitaba (8) en la 2017-18, pero ahí estaba Cristiano en el equipo.

El gol ha vuelto a ser esquivo, y Vinicius se ha convertido en un atacante gaseoso en el cambio forzado de banda. Ante el Valladolid tuvo que actuar desde la derecha, jugó 33 minutos y perdió más balones (9) que pases acertó (8)... Tampoco chutó a portería y sólo le salió un regate de los cuatro que intentó cuando la temporada pasada, por la izquierda, tenía éxito en uno de cada dos que intentaba. Según pudo saber AS, el propio talento brasileño no se siente cómodo en una nueva posición que apenas conoce... La sintonía entre Vini y Zidane es mínima.

Un once muy visto

Vinicius no alteró los biorritmos del Madrid y tampoco lo hizo Jovic, el único de los cinco fichajes de este verano que jugó ante el Valladolid (apenas 22 minutos). La alineación en el 1-1 ante el Valladolid casi se podría confundir con una de Ancelotti en su Real Madrid 2014-15. A excepción de Courtois, el resto de los titulares el pasado sábado (Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Isco, James, Bale y Benzema) estaban ya por entonces a las órdenes del técnico italiano. Una vuelta casi al pasado acentuada por el indulto zidanesco a Bale y la sorprendente oportunidad a James.

Ausencia de caras frescas mientras el mercado entra en su fase crítica. En una semana se cierra la ventana de fichajes y en medio de un Madrid con muchas más dudas que certezas, el nombre de Neymar sigue revoloteando el Bernabéu. La afición blanca empieza a verle con mejores ojos pese a su coqueteo alternativo con el Barcelona para regresar al Camp Nou y crecen las voces dentro del club blanco que creen que es el futbolista idóneo para sacar a este Madrid de su atonía...