Competición
  • Champions League

HÉRCULES - UCAM MURCIA

El Hércules sigue sin gol, pero se lleva el 'Ciudad de Alicante'

El conjunto blanquiazul empata ante el UCAM Murcia en el último amistoso y se queda con su trofeo tras ganar en los penaltis (4-3).

El Hércules sigue sin gol, pero se lleva el 'Ciudad de Alicante'
HÉRCULES CF

El Hércules cerró la pretemporada con otro empate, sin gol y con alguna duda en su sistema de juego si Planagumà decide finalmente darle un golpe de timón al dibujo y apostar por tres mediocentros en el estreno ante el Prat. Aún asi, el conjunto blanquiazul se llevó el trofeo Ciudad de Alicante tras derrotar al UCAM Murcia en los penaltis (4-3) después de empatar a cero durante los 90 minutos.

De nuevo, el conjunto alicantino careció de puntería para marcar y se quedó en blanco, como ante la AFE, Yeclano y el triangular que disputó ante el Real Murcia y Al Arabi. El Hércules fue superior al UCAM, pero no pudo superarle en el tiempo reglamentario. El próximo sábado, ante el Prat, las balas ya serán de verdad.

La primera parte estuvo marcada por el experimento de Planagumà de apostar por tres mediocentros, con Diego Benito de enganche. Ni gustó ni cuajó. El madrileño es más un 'ocho' que un 'diez' y en esas labores se pierde. Planagumà ha insistido mucho en ese dibujo de los tres mediocentros y no se descarta que sea su apuesta ante el Prat, en el estreno. En el primer acto, el Hércules careció de presencia en el área. Se acercó, pero mordió poco. Jona tuvo la más clara tras un pase de Benito, aunque Ayala le taponó bien el remate. Falcón cumplió como siempre, con su par de paradas claves. Jesús Alfaro, como siempre, también dejó detalles de calidad y velocidad.

En la segunda mitad, tampoco hubo mucho que destacar. Debutó Borja Martínez. El alicantino ha regresado para ser clave desde la izquierda y lanzar toda la estrategia. Demostró su buen golpeo en varias oportunidades y generó aplausos en el Rico Pérez. Con un dibujo mucho más reconocible, el Hércules tampoco mejoró en exceso. Dominó el juego, aunque apenas se acercó a la portería del UCAM