Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

ATLÉTICO

Kalinic, un ejemplo del deber

El croata, que sigue en el Atlético, es la pura profesionalidad. No cuenta para Simeone y cada día es más evidente: no participa en los ejercicios con balón.

Kalinic junto a Carlos Menéndez, preparador físico rojiblanco, en la sesión del miércoles del Atlético.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Nikola Kalinic no cuenta para Simeone. Es un hecho casi desde mediados de la temporada pasada. El croata se quedó en el mercado de invierno, la carta de cambio rojiblanca para poder fichar a Morata fue Jonny, comprado y cedido al Wolverhampton en verano, ahí vendido para encajar el límite salarial y que Kalinic se quedara en la plantilla. Había convencido a Simeone por su trabajo y profesionalidad. Un Cholo que le pedía más goles... Pero que cuando llegó Morata ya no le dio apenas minutos. 155' desde febrero. Álvaro fichó por el Atlético el 28 de enero. 

Esta pretemporada la comenzó en el "mismo equipo" que Correa y Vitolo: si los titulares iban por un lado, con otros (Herrera, Felipe...) que podían entrar o no, a estos tres siempre, siempre, siempre les tocaba entrenarse con los canteranos. El primero aún sigue pendiente de su futuro, pero con su salida al Milán no termina de producirse y la posibilidad de quedarse podría ser una realidad en veinte días. El segundo ha logrado salir de ese grupo con su pretemporada. Kalinic se quedó en Madrid durante la gira rojiblanca para tratar de dirimir su futuro. Pero la gira acabó, el Atlético regresó y aquí sigue Kalinic. En los entrenamientos en el Cerro esta semana su situación ha dado un giro

Con Saponjic

Un giro que convierte a Kalinic en un ejemplo de profesionalidad absoluta. Porque como ocurrió hace cuatro pretemporadas con Santos Borré y Diogo Jota, dos jugadores con los que Simeone no contaba para su plantilla, el miércoles le tocó entrenarse en un campo aparte del del resto cuando la plantilla comenzó la parte táctica. En la sesión de ayer lo mismo, la primera parte de la sesión Kalinic y Saponjic la completaron como dos más. La segunda, cuando comenzó la parte táctica, ejercicios de basculación y partidillo, los dos fuera, a seguirla desde la valla. Y sin una mala cara. Después, de hecho, cuando Simeone trabajó el balón parado fueron los dos jugadores sin estar "dentro del área" para defender o atacar: ellos lanzaban los centros laterales, rechaces y córners, labor que, en el grupo anterior, tuvieron Simeone y su cuerpo técnico. Su salida sigue encallada. Él es un ejemplo del deber.