Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

ATLÉTICO DE MADRID

Simeone tiene once y tiene un plan: recuperar el balón parado

El técnico insistió con el equipo del día anterior, con Gimenez, Llorente, Joao y Morata en punta, y trabajo intenso el balón parado en la sesión.

La voz de Simeone suena como una mantra en la mañana del Cerro del Espino. Sus órdenes se mezclan con él ruidos de decenas de balones golpeados a la vez. "Que la pelota corra", "Al primer toque", "Al pie bueno del compañero, hagámoslo fácil". Entrena con todos sus hombres sobre la hierba, en una sesión de hora y media, la única del día, con un once y un plan: desempolvar esa vieja arma que tanto le dio, la pelota parada.

El once, el mismo del día anterior. En ese momento no se sabía que Costa ya puede jugar ante la Juventus, algo que podría modificar el plan del Cholo para el último amistoso del verano. O no, porque Costa no puede jugar ante el Getafe y este partido sirve para ése, el primero de Liga. Formado por un once con el que el técnico ayer insistió: Oblak; Trippier, Savic, Gimenez, Lodi; Koke, Saúl, Llorente, Lemar; Morata y Joao Félix. Con Thomas haciendo trabajo alternativo junto a Carlos Menéndez, segundo del Profe, había comenzado la sesión con un circuito físico de varias estaciones y una reprimenda del preparador físico uruguayo directa a las caras de sueño. "Entiendo que estéis cansados, pero aquí se viene a entrenar".

FUTBOL 19/20Joao Félix en el entrenamiento del Atlético ante la mirada de Simeone.

Cuando la parte física terminó y los futbolistas se calzaron las botas, Thomas de retiró a un aparte (tras una pequeña charla con el Cholo de cinco minutos), junto a Kalinic y Saponjic, llamativo, que tampoco participaron, para ver desde la valla cómo el Cholo pulía y pulía su once. Ejercicios de ataque, basculación y de presión en la que, por cierto, el Cholo cambiaba el sistema, con Llorente de pivote, Saúl-Koke interiores y Lemar en la mediapunta. Hubo felicitaciones a Lodi y un pequeño aparte con Vivas, más clases particulares.

Un ejercicio que duró alrededor de media hora y al que luego siguió el "plan" del Cholo: recuperar su contundencia en el balón parado, tanto en el ataque como sobre todo en la defensa. Los balones colgados la temporada pasada fueron a menudo un drama la temporada pasada, goles en contra. Primero los trabajó con el equipo titular, Dos Santos de portero y todos los hombres abigarrados en el área, sin dejar huecos, despejando balones aéreos y rechaces que el Mono Burgos y Nelson Vivas enviaban de vueltas, de frente y los laterales. Se vio un Savic muy contundente, en gran estado de forma, como en toda la pretemporada.

Después lo harían los “suplentes”, con Kalinic y Saponjic en la tarea de devolver los rechaces al área. Un grito casi dio por terminada la sesión. "Vamos, carajo". Era de Diego Costa, que había sacado el fusil de su pierna derecha a pasear para enviar un balón de volea a la red. Imparable. Como Simeone busca que sea su Atleti el sábado ante la Juve, en el primer partido de Liga ante el Getafe.