Competición
  • Champions League

REAL SOCIEDAD

La Real ya no descarta contar con Rulli hasta enero

Pocas opciones le quedan al argentino para salir en verano, así que Alguacil tendrá al menos media temporada el problema de los tres porteros.

La Real ya no descarta contar con Rulli hasta enero

El problema de la portería en la Real Sociedad continúa abierto... y así parece que va a estar hasta el mes de enero, cuando se abre el mercado de fichajes de invierno. Es cierto que aún queda tiempo en esta ventana de verano, pero en el club donostiarra ya no se descarta que Gero Rulli no salga ahora y se cuente con el argentino, al menos, hasta finales de este 2019. De esta manera, Imanol Alguacil deberá gestionar media temporada el hecho de contar con tres porteros de primer nivel, cuando solo puede jugar uno y todo apunta a que será, por lo menos de entera, Alex Remiro, con Miguel Ángel Moyá guardándole las espaldas y esperando su oportunidad en el banquillo. Rulli se quedaría jornada tras jornada fuera de la convocatoria, generando una situación de malestar dentro del vestuario, porque se trata de un jugador con peso y que ha sido titular las últimas temporadas.

En el club txuri-urdin querían evitar esa circunstancia de tener que gestionar un banquillo con tres porteros de primer nivel, y por eso debían decantarse por uno de los tres para aligerar su portería. Por esa razón, desde el principio del verano sus intenciones han sido claras: Rulli tenía que dejar la Real. Porque su apuesta por Alex Remiro es muy fuerte y se ha peleado mucho durante un año para que llegara desde el Athletic de Bilbao para convertirlo en su portero durante los próximos años. El de Cascante, salvo sorpresón tremendo, será el titular en el marco realista, mientas que Moyá ejercerá de suplente o alternativa, algo que les da mucha seguridad gracias a su experiencia y veteranía. El balear es un valor seguro. Y el argentino, como tiene mucho más mercado, disponía de libertad para escuchar ofertas y negociar su salida.

En la Real se pensaba que muy mal se tenía que dar para que Rulli no dejase la Real este verano. El argentino se ha movido todos los veranos, teniendo opciones de salir en el mercado de fichajes estival desde que está en el club donostiarra. Los representantes del portero argentino, junto a Maldonado, el fondo de inversión que le trajo a Europa y que guarda todavía parte de sus derechos a través del Manchester City, han estado ofreciendo a Rulli a los clubes europeos que necesitaban reforzar su puerta. Pero esta vez, a diferencia de lo ocurrido con el Nápoles durante dos veranos seguidos, no han logrado hacer llegar a la Real una oferta concreta para que Rulli pudiera salir. Se habló del Mónaco en junio, pero desde la Real se negó públicamente que recibieran una oferta del club monegasco y que la rechazaran. Y la vía más factible ha sido la del Oporto, que reunía todas las condiciones que pedía Rulli para dejar la Real. Pero las conversaciones entre clubes no han fructiferado, cuando con el jugador se decía que había acuerdo.

La puerta portuguesa aún no está cerrada, porque el Oporto todavía no ha reforzado su portería, aunque las intenciones parece que van por otros caminos; y porque el Benfica también buscaba portero. No son las únicas opciones en las que se están trabajando contrarreloj, pero pasan los días y se va quedando sin posibilidades. Este jueves ya se le cierra la puerta de la Premier League. Y en la Real, que saben que el tiempo juega en su contra, ya no descartan contar con Rulli hasta enero, y ver si en ese mercado de invierno se le puede buscar una salida de forma más factible. Hay tiempo todavía, porque en la recta final del mercado siempre puede surgir alguna posibilidad, como ya se puedo comprobar con el propio Rulli hace dos veranos, sin que nada ocurriera finalmente. Pero la Real tampoco lo va a regalar. En su día fue una apuesta importante, se ha invertido mucho dinero en el argentino, por lo que la cantidad con la que el club se quedaría satisfecha rondaría los 10 millones de euros. Y Rulli también tiene su propia exigencia para salir, algo que lo conocen en la Real y que tampoco es sencillo que lo puedan cumplir otros clubes. En el club donostiarra dicen estar tranquilos con este asunto, pero sus dudas crecen cuando se observa que Remiro no ha logrado la unanimidad deseada en pretemporada, con varios errores que le han puesto en el disparadero. Hay tiempo todavía, sí; pero ya no se descarta nada con Gero Rulli.