LALIGA

Todos los clubes, menos el Real Madrid, apoyan a Tebas y LaLiga para jugar viernes y lunes

Tras la Asamblea, decisión unánime: "Lo de la Federación es un ataque a los clubes". Hablaron Gil Marín (Atlético), Castro (Sevilla), Catalán (Levante) y Vizcaíno (Cádiz).

Tras la Asamblea de Clubes celebrada en la sede de LaLiga, los clubes han mostrado su apoyo incondicional a LaLIga y a Javier Tebas en el conflicto con la Federación (RFEF) sobre la competencia de establecer las fechas y horarios de los partidos de Primera y Segunda.

Al acabar la reunión, cuatro presidentes y directivos hicieron de portavoces: Miguel Ángel Gil Marín (Atlético), José Castro (Sevilla), Quico Catalán (Levante) y Manuel Vizcaíno (Cádiz). Todos coincidieron en señalar que "la postura de la Federación es un ataque a los clubes".

Quico Catalán, presidente del Levante: "Es un ejercicio de responsabilidad, hemos adquirido unos compromisos con los operadores y no podemos cambiar las normas del juego porque eso nos repercute y perdemos credibilidad. Lo que hemos vivido es un ataque frontal contra los clubes. Ahora somos respetados porque los gestores hemos sabido cumplir con las obligaciones, reducir las deudas... que ahora ocurra esto provoca un gran malestar y preocupación".

Miguel Ángel Gil, consejero delegado del Atlético de Madrid: "En nombre del Atlético estamos preocupados por una invasion de las competencias de la Liga por parte de la RFEF. En base a los contratos, hemos firmados jugar viernes y lunes y es un compromiso con los futbolistas. Que los operadores dejen de pagar lo suscrito es un peligro a los jugadores porque también les repercute a ellos".

Pepe Castro, presidente del Sevilla: "Estamos preocupados por la situación. Los derechos económicos son básicos para el funcionamiento de los clubes. Esos derechos han permitido que la liga sea la mejor, que se pueda mantener el preciso de los abonos o que los propios clubes sean viables. Para crecer como liga son imprescindibles".

Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz: "He conocido una liga que debía 700 millones a Hacienda y con la mitad de clubes en concursos de acreedores. Hemos conseguido lo más difícil, con el nuevo convenio somos la mejor liga del mundo, suponemos mucho para el PIB nacional y ahora no podemos permitir que alguien se entrometa en lo bueno que hemos hecho".