Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Iberostar Tenerife TEN

85

UCAM Murcia MUR

78

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

70

Valencia Basket VAL

81

FINALIZADO
Unicaja MAL

79

Herbalife Gran Canaria CAN

76

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

82

Morabanc Andorra AND

87

Liga Holandesa
FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

Twente Twente TWE

0

FINALIZADO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

2

FC Emmen FC Emmen EMM

0

FINALIZADO
PSV PSV PSV

5

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

0

FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

3

Finalizado

EUROCOPA SUB-19 | PORTUGAL 0 - ESPAÑA 2

España, por octava vez

La Rojita superó con claridad a Portugal en la final de la Eurocopa Sub-19 y ya suma ocho títulos. Doblete y gran partido de Ferran Torres.

EUROCOPA SUB-19 | PORTUGAL 0 - ESPAÑA 2
UEFA.COM

Los hábitos son difíciles de cambiar, para lo bueno y para lo malo. Dicen los expertos que el cerebro se acostumbra a la rutina y después cuesta convencerle de otra cosa. Esta generación del 2000 ha adquirido la saludable rutina de ganar casi siempre que se junta, se les hace raro todo lo que no sea llegar a finales y levantar trofeos. Lo hicieron hace dos años en Sub-17 y lo han repetido en Sub-19. La hazaña no es asunto menor: hasta el momento sólo Portugal lo había logrado en la historia. La Federación Española aumenta su superioridad en esta categoría: ocho títulos en 18 ediciones. Justo la mitad… Dominio absoluto.

Lo bueno de acostumbrarse a las finales es que se juegan con seguridad, sin nervios. Además de ser muy superiores a Portugal en lo futbolístico también lo fueron en lo emocional. La Rojita jugó con el aplomo de quien sabe que va a ganar. También facilitó las cosas tener en su equipo a Ferran Torres. El valencianista llegó a Armenia como la gran estrella del torneo y se marcha con un doblete en una final y la sensación de que la afición del Valencia tiene nuevo ídolo para muchos años. El territorio de los cracks son las finales: Ferran demostró que lo es.

España siguió el guion con el que se ha sentido cómoda a lo largo del torneo: tantear al rival durante los primeros 20 minutos. No asustaron con ocasiones los de Santi Denia en ese tramo inicial, aunque sí con la templanza con la que jugaban. Es la tercera final de este grupo de futbolistas y se notó mucho. Mientras a Portugal le quemaba el balón, con imprecisiones propias de los nervios, los españoles jugaban como si estuvieran en un entrenamiento.

Con ese escenario coger el control era cuestión de tiempo y en el 25’ llegó la primera clara: una asociación entre Abel Ruiz y Sergio Gómez dejó al del Dortmund en posición franca, pero su zurdazo llegó demasiado manso a las manos de Biai. Desde ese momento el dominio español total. Una vez más cimentó la selección su superioridad en la pareja de centrales. El torneo de Eric García y Guillamón ha sido descomunal, de largo la mejor pareja de defensas de toda la Eurocopa. Por momentos parecían más mediocentros que zagueros, con precisión milimétrica en la salida de balón y sin concesiones cuando Portugal recuperaba.

El premio a la superioridad de España llegó en el 34’. Bryan, que recuperó ante Portugal su versión del debut, centró desde la izquierda y Ferran definió de primeras con la zurda, su teórica pierna mala. El crack de esta generación no falló en el momento decisivo. Pudo ampliar la ventaja sólo dos minutos después Abel Ruiz aunque lo impidió Loureiro con una buena acción defensiva.

Tras el descanso La Rojita desató por fin todo el fútbol que tiene dentro. Aún no había tenido su momento de máxima brillantez en el campeonato: lo habían reservado para la final. El primer cuarto de hora de la segunda mitad fue excelente, anulando por completo a Portugal. Hay que reconocerle también a Santi Denia su alta parte de responsabilidad en esto. Y es que durante todo el torneo La Rojita ha regresado del vestuario mejor de lo que se marchó. El seleccionador es un técnico brillante leyendo el juego y corrigiendo los detalles que se pueden mejorar cuando le dejan 15 minutos de charla con sus jugadores. Ese buen juego se redondeó con un nuevo gol de Ferran Torres en el 51’, que se coronó como mejor jugador del torneo. Otra vez marcó con la izquierda... Tiene tanta calidad que no le hizo falta acomodársela a la derecha.

El tramo final fue para que España disfrutara después de los momentos malos que superó en este campeonato (la remontada contra Italia, los penaltis frente a Francia…). Pudieron llegar más goles (Abel Ruiz tuvo una muy clara), aunque eso ya era un asunto menor. La superioridad fue aplastante y La Rojita es campeona de Europa Sub-19 por octava vez.