Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

REAL MADRID

Isco ante su enésima reválida

El malagueño afronta su séptima temporada en el Real Madrid en busca de un papel protagonista. Solo un año jugó más del 60% de los minutos.

La temporada 2019-2020 plantea un nuevo reto a Isco. Con la competencia en la parcela ofensiva del once en aumento tras las llegadas de Hazard, Jovic y Rodrygo, el malagueño aspira a hacer emerger su protagonismo en el equipo. Desde que llegó al Real Madrid, Isco ha jugado poco más de la mitad (el 52,4%) de los minutos disputados por el conjunto blanco y la campaña pasada apenas se quedó en un tercio (33,7%). Números que se antojan escasos para un jugador que, salvo por su ausencia en octubre de 2018 por una apendicitis y en marzo por decisión técnica, está asentado como titular indiscutible en la Selección.

La participación de Isco en el Madrid ha sido irregular en sus seis años desde que llegó al Real Madrid. Solo en una ocasión, en la temporada 2014-2015 (la segunda de Ancelotti), logró estar sobre el césped más del 60% de los minutos (el 70,8%). De esa temporada emana un dato significativo: en un año jugó los mismos partidos completos (22) que en los últimos tres y medio, desde que Zidane se hizo cargo del equipo por primera vez.

Ancelotti es, de hecho, el técnico con el que Isco ha gozado de mayor confianza. El italiano le encontró hueco en el centro del campo sin sacrificar a la bbC. Disputó el 64,6% de los minutos y fue titular en 77 de los 119 encuentros oficiales (64,7%, un porcentaje muy similar al de minutos) que Carletto dirigió al Real Madrid.

Minutos jugados por Isco en sus siete temporadas en el Real Madrid

Temporada PJ Tit. 90' Min. %
2013-2014 53 35 14 3.172 58,4%
2014-2015 53 42 22 3.761 70,8%
2015-2016 43 30 12 2.627 56,1%
2016-2017 42 27 5 2.339 42,6%
2017-2018 49 36 7 2.955 53,0%
2018-2019 37 17 5 1.739 33,7%
TOTAL 277 187 65 16.593 52,4%

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Opta y Transfermarkt.

Con Benítez, sus registros comenzaron a caer ligeramente (62,1% de minutos y 64% de titularidades), pero el bache se abrió con Zidane. Comenzó siendo titular, pero su rendimiento le sumió en un prolongado debate sobre la idoneidad de su presencia y la de James en el once. La primera mitad de temporada del francés en el banquillo se saldó con un 50% de los minutos disponibles para Isco.

Su segunda campaña con Zizou fue ascendente. Acabó promediando un 42,6% de minutos penalizado por el inicio de temporada (sobre todo en Champions, donde hasta la ida de cuartos de final solo había disputado 77 minutos), pero su papel estelar en la unidad B, con brillantes actuaciones como la de El Molinón, y la lesión de Bale le valieron un estatus de titular que no le sirvió para ganarse minutos de cara a la siguiente temporada: promedio un 53% de minutos en el adiós a Zidane.

Hace un año, la llegada de Lopetegui, que había sido valedor de Isco en la Sub-21 y en la Absoluta, abría al de Arroyo de la Miel una nueva oportunidad. Pero en apenas un mes una apendicitis y la destitución del exseleccionador acabaron con esas esperanzas. Con Solari cayó en desgracia. Solo jugó 530 minutos, el 18,4% de los 32 encuentros que dirigió el argentino, quien únicamente le alineó como titular en tres encuentros: el del CSKA en Champions y dos de Copa. En un tercio de encuentros con Zidane (11 partidos) jugó más que con el rosarino. El galo le rehabilitó. Saltó al campo en todos los partidos tras el retorno del francés hasta sumar 561 minutos, el 56,7% de los posibles. Con el reto de ir a por la Liga marcado en rojo por Zidane, el papel de la unidad B volverá ser fundamental en el nuevo proyecto de francés.

Los primeros amistosos pueden servir de vaticinio de lo que puede ser la temporada para el malagueño. Contra el Bayern fue de la partida en un once que tenía visos de ser titular durante la temporada (estaba el ahora lesionado Asensio y faltaban Casemiro y el ansiado Pogba) en ese papel de jugador número 12 que ya desempeñó hace tres temporadas.