Competición
  • Clasificación Eurocopa

LUGO

El CD Lugo comienza el desmontaje del fondo sur

La grada supletoria debe ser reducida para cumplir con la normativa municipal. El anhelo es tener una grada definitiva en dicho fondo.

El CD Lugo comienza el desmontaje del fondo sur
DIARIO AS DIARIO AS

El CD Lugo comenzó por fin en la mañana del lunes el desmontaje parcial de la grada supletoria que hacía las funciones de Fondo Sur en el Estadio Anxo Carro. Obligado por la normativa municipal, ya que el armazón invadía parte del espacio público colindante al estadio, y también por la LFP, que exige la construcción de un fondo fijo, el club albivermello aplicará para la temporada que empieza una solución intermedia que pasa por rebajar la estructura hasta que esta no invada terreno municipal para, ya la próxima temporada, iniciar la construcción de un fondo definitivo.

Esta remodelación conlleva varios cambios para esta campaña que no todos los aficionados aprueban. Por un lado, los abonados de las filas superiores de fondo sur serán reubicados a butacas en filas más bajas por la desaparición de las primeras. Además, y tal como se anunció en la presentación de la campaña de abonados, las aficiones visitantes ya no serán ubicadas "por razones de seguridad" en dicho fondo sur, sino que lo harán en General, lo que hará que los propios abonados de General tengan que desplazarse a fondo sur en partidos de gran afluencia visitante. Por esto último ya se han alzado voces críticas de abonados que, tras toda la vida en General, se verán olvidados a peregrinar en según que partidos.

El fondo sur definitivo en el Anxo carro es una vieja aspiración de la afición albivermella que por el momento no ha podido ser satisfecha por el club. Sobre el estadio, propiedad de la Xunta de Galicia, pesa un acuerdo firmado por la anterior Junta Directiva por el que todas las obras y reformas del mismo correrán a cuenta del club. Tras el ascenso a Segunda, desde el club se procedió a la colocación de una grada supletoria para aumentar el aforo hasta el mínimo exigido por la Liga, la misma grada que ahora hay que adecuar.