Competición
  • Champions League
Champions League
APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

INGLATERRA

El City, acusado de “irrespetuoso” y “arrogante” en su partido

Xinhua, la agencia estatal de noticias de China, acusa al equipo inglés de acudir a jugar partidos al país sólo por dinero y no hacer caso a los seguidores del equipo en China.

Raheem Sterling se marcha de Aaron Cresswell durante el partido del Premier League Asia Trophy entre Manchester City y West Ham en Nanjing.
HECTOR RETAMAL AFP

El paso del Manchester City por China para disputar el Premier League Asian Trophy ha levantado ampollas en la prensa del país asiático. Xinhua, la agencia estatal de noticias de China ha criticado con dureza la actitud del equipo con sus seguidores en tierras chinas.

La agencia publica un artículo titulado "El amor de los aficionados chinos del Manchester City no es correspondido en su casa", y en el que tildan al comportamiento del club de Manchester como "irrespetuoso" y "arrogante", además de incidir en que el equipo 'citizen' sólo ha viajado a China por el dinero. Además, Xinhua recalca que el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan vendió un 13% de las acciones del club a la empresa Chinese Media Capital en diciembre de 2015.

Xinhua también critica que Guardiola no saludase a los aficionados al término del partido ante el West Ham en Nanjing, mientras que aplauden la actitud de otros equipos como el Wolverhampton, ganador del Premier League Asian Trophy, que sí acudieron a eventos locales y se mostraron más cercanos al público. "Mientras otros clubes estuvieron persiguiendo corazones de los aficionados locales, para el Manchester City el principal objetivo aquí en China es sacar dinero de los bolsillos de los aficionados. Una actitud de arrogancia y de creer que eran la gran atracción del trofeo que contrastó con los otros equipos, que salen de China con más respeto y seguidores, algo que el Manchester City no logra".

Medios ingleses también se hacen eco de la odisea del Manchester City en su periplo por China y los problemas con el tráfico aéreo después de que el vuelo que tuviese que llevar a los jugadores se cancelase en dos ocasiones por problemas en el espacio aéreo . De esta forma la expedición renunció al vuelo privado y llegó a China en vuelo comercial con casi 48 horas de retraso.