Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina

DEPORTIVO

El Depor todavía tiene que hacer una docena de movimientos

Debe reforzar posiciones como el lateral izquierdo, dar salida a los jugadores que no cuentan como Rolan y reemplazar posibles ventas.

Diego Rolan en un entrenamiento del Deportivo
JESUS SANCHO RODRIGUEZ (SANCHOFOTO) DIARIO AS

Casi todo concentrado y a contrarreloj, pero el Deportivo está teniendo un verano de lo más ajetreado. Ya ha realizado seis incorporaciones y dos ventas, la de Edu Expósito y Quique González, cuando quedan aún más de 40 días para que se cierre el mercado. Y menos mal, porque a Carmelo del Pozo y su equipo todavía le queda mucho trabajo por hacer y prácticamente una docena de operaciones que concretar antes de alcanzar septiembre.

Después de las llegadas a coste cero de los Aketxe, Shibasaki, Koné y compañía, la prioridad ahora mismo se centra en la operación salida. Hay jugadores cuyo salario es inasumible, como el de Diego Rolan, y otros a los que interesaría buscar nuevo destino para tener más margen de maniobra en lo que se refiere a coste-rendimiento. Es complicado que Juanfran, Mosquera, Fede Cartabia o Christian Santos entren en las cuentas, y para eso se trabaja en encontrarles nuevos destinos, aunque es posible que no salgan todos. Lo mismo ocurre con Valentín, aunque es su caso es porque tiene el paso cerrado en el lateral derecho con Bóveda y David Simón.

Pero eso no quiere decir que Carmelo no siga peinando el mercado para encontrar más refuerzos. Algunos fichajes tienen que producirse independientemente de otros movimientos y la cuenta se iría a prácticamente a seis fichajes más. Por ejemplo, en posiciones incompletas como el eje de la zaga, donde tendrá que llegar, al menos, otro central, o el lateral izquierdo, con Caballo como único inquilino.

En ataque también se necesitan efectivos en la mediapunta y la banda derecha, además de la llegada de un delantero más. Y esto sería sólo un inicio, porque, como ya subrayó Anquela, cada jugador que vaya saliendo tendrá su sustituto hasta completar una plantilla de 21 o 22 futbolistas, con dos por puesto y espacio para la cantera.