Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Willem II Willem II WII

-

Twente Twente TWE

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Groningen Groningen GRO

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Heracles Heracles HCL

-

PSV PSV PSV

-

Masters 1000 Cincinnati
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
-
david_goffin David Goffin GOF
-
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 3 3
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
3 6 6
WTA Cincinnati
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
-
madison_keys Madison Keys Madison Keys
-

REAL MADRID

Bale se sale con la suya

Zidane reconoció en público que lo quiere fuera ya y eso obliga al Madrid a no poder echarse atrás en la negociación de su venta. El galés se fue de Houston relajado.

El caso Bale estalló definitivamente en Houston cuando Zidane le dejó fuera del amistoso contra el Bayern y admitió en público que prefiere que el galés se vaya lo antes posible. "Si es en las próximas 24 o 48 horas, mejor", dijo tras el 1-3 ante el Bayern. El Madrid ya no tiene así marcha atrás si las negociaciones para la venta de Bale se torcieran en la última curva. A Zizou se le vio visiblemente incómodo con el asunto del atacante porque el culebrón amenaza con monopolizar lo que queda de gira (Washington y Nueva York) si no se le pone final. Es lo que le ha transmitido al club. Premura.

Eso es lo que le gustaría a Zidane, pero también a Bale. El galés lleva todo el verano jugando la estrategia negociadora de decirle al club blanco que está feliz en el Bernabéu y que, por él, cumpliría su contrato. El Madrid tampoco dejaba fisuras. No le permitía irse gratis a cambio de ahorrarse su sueldo y de puertas afuera el mensaje era conciso: "Bale es jugador del Madrid y no hay ofertas por él". Pero Zidane alteró la partida en su primera conferencia de Prensa de la pretemporada. "La situación de Bale de junio a ahora no ha cambiado, para nada", todo un aviso de la tormenta por venir.

Bale ya supo antes de ir al NGR Stadium que no iba ni a vestirse. Pero su cara fue una al llegar al estadio, seria y cabizbaja, y otra muy diferente al irse. Más relajado una vez que fue Zidane el que tuvo que tragarse el sapo de apartarle primero y después reconocer públicamente que está detrás de su adiós. "Una salida es cosa del entrenador y del jugador también, que sabe la situación que hay", admitió el galo.

Bale no jugó ante el Bayern para no tentar a la suerte con una posible lesión y paseó de arriba a abajo su maleta por el NGR Stadium de Houston, una escenificación en toda regla. En el palco privado donde vio el partido estuvo incluso por momentos sonriente. Su objetivo, que es el de salir del Real Madrid en las mejores condiciones posibles para mantener su altísimo salario (17M€) en otro sitio, está a pocas horas o días de cumplirse.