Competición
  • Champions League

BARCELONA

La Federación abre expediente al Barça y a Griezmann

Según Iusport, el Atlético aún no ha presentado denuncia formal contra el francés y el club blaugrana ante LaLiga. Y tampoco que haya llevado al Barça ante el juez de lo social.

Griezmann pagó su cláusula de rescisión de 120 millones el pasado viernes y de inmediato el Barcelona anunció su fichaje por cinco temporadas. Su nuevo blindaje iba a ser de 800 millones. Pero el caso no iba a quedar ahí. Pocas horas después el Atlético emitió un comunicado en el que consideraba que la cantidad era insuficiente.

Para el club rojiblanco resultaba "obvio que el compromiso del jugador y del Fútbol Club Barcelona se cerró antes de que la citada cláusula se redujera de 200 a 120 millones de euros. También fue anterior a la fecha en la que se produjo la modificación de la cláusula la comunicación que el jugador realizó el 14 de mayo anunciando su desvinculación del club", rezaba la nota. Y es que el Atlético reclamaba 80 millones más porque hasta el 1 de julio el precio del jugador era de 200 millones. Por eso hizo una reclamación ante la FIFA buscando una sanción para el jugador y para el Barcelona.

Según publica Iusport, se confirma que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) toma cartas en el asunto del fichaje de Griezmann por el Barcelona. Finalmente, Competición ha acordado abrir expediente al Barça y a Griezmann para dilucidar si, efectivamente, el Barcelona incurrió en la infracción de negociación con un jugador perteneciente a otro club con contrato en vigor.

Por otro lado, como subraya Iusport, a fecha de hoy el club colchonero no ha presentado denuncia formal contra Griezmann y el Barcelona ante LaLiga. Y tampoco, siempre según Iusport, consta que haya llevado al Barça y al francés ante el juez de lo social contra su extinción unilateral, reclamándole 80 millones adicionales.

La entidad que preside Enrique Cerezo considera que el Barça incumplió la normativa de la RFEF sobre traspasos y ahora será Competición quien determine hasta qué punto el jugador y el conjunto azulgrana tienen responsabilidad.

El artículo 143 del Reglamento General de la RFEF establece que "el club que desee contratar a un futbolista profesional, deberá comunicar por escrito su intención al club en que aquel se halle adscrito antes de iniciar las negociaciones con el jugador". Una de las denuncias que ha venido haciendo en las últimas semanas Cerezo consistía en que le constaba que el entorno del francés había negociado con Barça sin haberse puesto en contacto previamente con el Atlético.

De hecho, el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, afirmó el pasado 5 de julio, que el Barça estaba negociando el fichaje de Griezmann: "Quizá destaparé algo, pero ayer tuvimos una reunión con Miguel Ángel Gil en Madrid. Fue entre Óscar Grau y el Atlético. Le dijimos si se podía negociar. Hay interés", afirmó el presidente azulgrana. Estas palabras sirvieron para enervar al Atlético de Madrid, que emitió un duro comunicado contra el Barça e instó a Griezmann a presentarse a los entrenamientos en Majadahonda. 

El precepto anteriormente mencionado de la RFEF establece que "todo futbolista profesional es libre de suscribir contrato con otro club distinto al que pertenece, si el contrato con éste vence dentro del plazo de seis meses; el que no respetare dicho plazo incurrirá en responsabilidad disciplinaria".

La RFEF pedirá alegaciones al Barcelona y toda la documentación del caso al Atlético de Madrid.