Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

VALENCIA

Maxi Gómez, físico y goles a la altura de un Valencia de Champions

El delantero uruguayo empezó este jueves a ejercitarse a las órdenes de Marcelino. Considera "un orgullo" que le comparen con Luis Suárez.

El delantero uruguayo del Valencia, Maxi Gómez.
Diario AS Diario AS

La llegada de Maxi Gómez al Valencia Club de Fútbol ya es un hecho, inclusive este jueves se puso ya a las órdenes de Marcelino. El uruguayo fue madrugador y acudió a Paterna de los primeros. El club de Mestalla ha realizado este traspaso considerando que tanto la progresión como el encaje en el estilo de juego del uruguayo es el ideal para complementar las piezas que ya tiene Marcelino García Toral. El punta logró ver puerta en trece ocasiones durante la temporada pasada y repartió cinco asistencias. Con sus virtudes apoyado en la gran plantilla que está preparando la directiva valencianista, espera elevar esa cifra en la presente temporada. Pese a que no se marca cifra de goles, su ambición es mejorar los 18 que anotó en su primera temporada en La Liga.

El atacante, de 1,86 de estatura, tiene como punto fuerte la habilidad de bajar los balones largos y apoyarse en sus compañeros mientras corre hacia la portería. Esta acción es una de las que más gusta a Marcelino: recibir en el medio del campo, abrir a las bandas y buscar transiciones veloces para potenciar el juego de contraataque. Además, él mismo se define como "un jugador de área" pero que no tiene problema para salir de esta y conectar con el resto de sus compañeros. De hecho, si se tuviera que comparar con algún futbolista, Maxi ha comentado en su acto de presentación que en su país le comparan con Luís Suárez lo que para él es "un orgullo" y que demuestra "que está haciendo las cosas muy bien".

El problema que ha tenido el internacional desde que llegó a España, ha sido que cuando ha tenido que jugar como única referencia le ha costado más ver puerta. De hecho, en los dos años que ha jugado en el Celta de Vigo, solo ha anotado 3 goles de 31 cuando Iago Aspas no ha estado sobre el terreno de juego, aunque también es digno de mención que el equipo de Vigo bajó mucho el nivel cuando no tenía a su referente en el campo y al resto de futbolistas les costaba más encontrar al delantero.

El lado positivo de este aspecto es que con el sistema de Marcelino, el 4-4-2, rara vez Maxi será el único punta sobre el verde y siempre tendrá a otro atacante con quien combinar. Respecto a ello el jugador quiso aprovechar para expresar su deseo de que Rodrigo Moreno siga vistiendo de blanquinegro el próximo curso: "No sé como está la situación pero ojalá continúe en el equipo la próxima temporada porque es un jugador muy bueno". Sin duda alguna, ambos delanteros se harán mejores el uno al otro si el Valencia logra retener a Rodrigo ahora que ya ha incorporado a su "9".