Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Willem II Willem II WII

-

Twente Twente TWE

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Groningen Groningen GRO

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Heracles Heracles HCL

-

PSV PSV PSV

-

Masters 1000 Cincinnati
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
-
david_goffin David Goffin GOF
-
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 3 3
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
3 6 6
WTA Cincinnati
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
-
madison_keys Madison Keys Madison Keys
-

FRANCIA

Dos "Zidanes" que están en el ostracismo

Marvin Martin y Yoann Gourcuff, catalogados en su día por la prensa francesa como los sucesores de Zidane, están hoy sin equipo y no tienen casi ofertas para retomar sus carreras.

Dos "Zidanes" que están en el ostracismo

La retirada de Zinedine Zidane supuso un antes y un después en el fútbol francés. Fue como cuando Riquelme dejó Boca Juniors. Un vacío que movió a la prensa de buscar un sucesor para un astro que había sido probablemente uno de los jugadores más importantes de la historia de la selección francesa.

En 2019, son muchos los jugadores que, tras haber despuntado a edades tempranas, han sido comparados con Zinedine Zidane por la siempre impaciente prensa francesa. Aparte de Marvin Martin y Yoann Gourcuff, seguramente los dos casos más mediáticos, de dicha equiparación, el fútbol francés ha visto crecer a futbolistas como Faubert (primer jugador en llevar el 10 en la selección francesa tras Zidane), Gaël Kakuta o incluso Hatem Ben Arfa, que se vieron presionados por la obsesión del fútbol galo de encontrar al nuevo Zidane.

Yoann Gourcuff, un talento castigado por lo mental y las lesiones

Gourcuff es el jugador que más cerca ha estado de Zinedine Zidane en aspectos futbolísticos. La elegancia con la que el ex jugador del Bordeaux jugaba, su calidad técnica en espacios reducidos y, sobre todo, su capacidad para ser decisivo, fueron una auténtica revolución para la Ligue 1 en la década pasada. De hecho, fue el jugador más importante del Girondins de Bordeaux de Laurent Blanc que ganó la Ligue 1 en 2008 y puso fin a una hegemonía casi interminable de siete campeonatos consecutivos del Olympique Lyonnais.

Gourcuff se convirtió, dos años después de desbancar al Lyon en la Ligue 1, en el futbolista más caro de la historia del equipo del Ródano. Los casi 23 millones que pagó el OL por sus servicios evidenciaron el potencial del jugador, comparado en cada rueda de prensa, partido y jugada, con Zidane. Pero la carrera de Gourcuff iba a empezar a ser una montaña rusa desde aquel momento, ya que las lesiones y, sobre todo, su poca fortaleza mental para afrontar la presión acabaron por imponerse al talento futbolístico.

Tras cinco temporadas en Lyon, en las que Gourcuff se lesionó hasta sacando a pasear al perro -de hecho, un médico afirmó que tenía un bloqueo mental que no le dejaba casi ni jugar un partido por miedo a la lesión- Gourcuff decidió volver a Rennes en 2015 para intentar recuperar su mejor versión. El entrenador era su padre y en Rennes se había formado como jugador. A priori, era el contexto ideal, pero Gourcuff era incapaz de sobreponerse a las adversidades.

Su talento continuaba intacto, pero el problema seguía siendo su timidez y el miedo para realizar un envite con fuerza. Su paso por Lyon le había hecho empequeñecer como jugador y nunca volvimos a ver al Gourcuff que maravilló en Burdeos. Un efímero paso posterior por Dijon, tras haber naufragado en Rennes, fue casi el punto final de su carrera. Tras abandonar el Dijon, Yoann Gourcuff está sin equipo, y no solo eso, sino que sólo tiene ofertas de la tercera división francesa, por lo que su retirada está al caer.

Marvin Martin, una portada que le cambió la vida

El caso de Marvin Martin es similar al de Gourcuff, pero sin tantos tintes mediáticos. Nacido en París hace 31 años, tuvo una irrupción espectacular en el fútbol francés. Sobre todo, en la temporada 2010/2011, cuando un Sochaux entrenado por aquel entonces por François Gillot sorprendió a la Ligue 1 terminando en puestos de Europa League. Aquel equipo tenía a talentos como Maurice-Belay, Boudebouz y el propio Marvin Martin, que terminó la temporada siendo uno de los jugadores más diferenciales de aquel equipo, jugando como media punta y recordando por momentos a Zidane. Su convocatoria con la selección francesa para la Eurocopa de 2012 fue el inicio de las presiones mediáticas.

El diario Le Parisien amaneció en 2012 con una portada que ya ha dado la vuelta al mundo. En la misma, preguntaba a los lectores con una foto de Marvin Martin, “¿Le nouveau Zidane?”. Días después, el Lille pagaba por Marvin Martin una cantidad importante de dinero para que sucediera a Eden Hazard en el conjunto norteño. Todo esto en un intervalo de tiempo muy corto que tuvo como consecuencia el darle una dimensión al futbolista muy por encima de lo que realmente valía.

Como era de esperar, Marvin Martin no se convirtió en el nuevo Zidane. Para más inri, ni se acercó al nivel que mostró durante cuatro temporadas en el Sochaux. La presión de la prensa y, la de tener que hacer olvidar a Hazard, con lo que eso suponía en el Lille, terminaron de por dinamitar su rendimiento. Cinco temporadas en Lille con poco protagonismo obligaron a Marvin Martin a salir, como Gourcuff, al Dijon en 2017.

En el Dijon, Marvin Martin apenas pudo disputar minutos por las lesiones. Otra vez, su poca continuidad nos privaba de ver a un jugador con un talento rompedor en el fútbol francés. Tuvo que bajar su categoría para intentar sentirse cómodo en un contexto ideal para él. Y lo consiguió paulatinamente, pues en la 2017/2018, ascendía con el Stade Reims a la Ligue 1 dando muestras de lo que fue en su día, aunque lejos del Marvin Martin que maravilló en Sochaux.

En Ligue 1, Marvin Martin volvió a ser el jugador que habíamos visto en Lille. Apático, con poca continuidad y, sobre todo, perdiendo la confianza del entrenador a medida que pasaron las jornadas. Apenas disputó 13 partidos y solo 8 fueron como titular. Por todo ello, ante su bajo rendimiento en 2019, el Reims se separó de Marvin Martin, quien como Gourcuff, aunque tiene 31 años, no tiene ofertas y podría estar pensando en una retirada.