Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

ATLÉTICO DE MADRID

Joao Tralhao: "Joao Félix se siente cómodo ante la presión"

Fue el técnico de Joao Félix en el Benfica los dos años anteriores a su salto al primer equipo.El delantero es un producto más de Seixal dentro de la filosofía de crear a jugadores adaptables.

¿Recuerda el primer día que le vio jugar en directo?

Sí, fue algo extraordinario. Y con un físico tan débil. Era un niño poco desarrollado para la edad, pero en Benfica tenemos experiencia con ese tipo de talentos. Teníamos claro que no necesitábamos un jugador de poderío físico a los 15 años. Nos encantó su talento y su potencial. Era un jugador físicamente retardado, pero con una calidad y un talento descomunal.

¿Qué llamaba más la atención de él?

La capacidad de jugar con facilidad, con la espontaneidad de la calle, pero a un nivel altísimo. Con mucha alegría y creatividad, pero con mucha intensidad en todas las acciones creativas. Me llamó la atención la confianza con la que hacía las cosas. Lo había visto antes en vídeos, con 11 o 12 años, en las inferiores el Oporto, pero no le vi en directo hasta entonces.

¿Cómo creció Joao Félix en Seixal?

Primero, con mucha paciencia. Sabíamos que con 17 años no iba a estar preparado para el primer equipo, a pesar de su talento. Tenía que evolucionar, físicamente y en comprensión del juego. Nos encantó su capacidad de aprendizaje y su humildad. Aceleró mucho. El primer día que se entrenó conmigo en el Sub-19 apenas tenía 16 años. Era más joven que el resto, pero desde el primer minuto se convirtió en protagonista en el grupo. La confianza que demostraba y su capacidad para competir con niños mayores, impresionaba. Su desarrollo tan rápido es consecuencia de su capacidad de aprendizaje y de la humildad para comprender en qué tenía que mejorar.

¿Cuándo se decide que pase al primer equipo?

Es una decisión conjunta. El departamento de formación del Benfica tiene claro que para obtener un proyecto de éxito hay que hay que apuntar muy alto. Identificamos muy claramente qué capacidades tiene que tener un jugador de primer equipo de un club de élite como el Benfica. Ese fue el primer paso. Nada con Joao Félix se improvisaba. Hay una programación. El fútbol no es una ciencia exacta, y menos con niños, pero nosotros tratamos de construir un camino a seguir. El camino con Félix estaba muy bien definido. Con él y con otros para llegar al primer equipo, como se está viendo actualmente. Las decisiones, en primer lugar, parten del presidente, Luis Filipe Vieira, que ha visualizado la posibilidad de llegar a formar un Benfica con jugadores de nuestra academia. Esa era una gran responsabilidad para nosotros y una gran confianza. Ese modelo está dando muchas alegrías.

Con Félix tan pronto en el primer equipo, se corre el riesgo también de quemarlo muy pronto, de sobreexponerlo. ¿Cómo se cuida eso?

Fue brillante. No había urgencias con él. No era necesario correr para hacerlo jugar en el primer equipo. Lo primero era prepararlo bien. Después, la fase de integración. En esa tienes que tener la colaboración del entrenador del primer equipo. Su gestión es decisiva. Rui Vitoria fue el primer técnico de Félix en el primer equipo y lo ha integrado desde el inicio. Ha sentado las bases, preparándolo, para después poderlo utilizar durante la temporada. En formación no se conocía el momento exacto, iba a depender de su adaptación al profesionalismo. Tres meses después Joao Félix estaba ya jugando.

Hay un momento de la temporada en la que Benfica en su liga lo está pasando mal, con desventaja con el Oporto. Se apuesta por Joao Félix y él decide partidos importantes.

No es casualidad. Es su capacidad. En las inferiores siempre ha tenido esa cuota de responsabilidad. Recuerdo el año pasado con nosotros en los juveniles ganamos el campeonato en Portugal y él fue decisivo. Tres años atrás, en Sub-17 fue lo mismo. Era una cuestión de tiempo que lo hiciera en el primer equipo, forma parte de su personalidad futbolística. Es algo natural para él. Le gusta tomar decisiones difíciles y se siente cómodo en ambientes con presión. Fue parte importante en esa remontada de siete puntos. Ha dado un paso adelante, erigiéndose en uno de los jugadores más importantes del equipo. Es algo natural en él. Joao Félix es un talento puro en todas las dimensiones. En cuanto a calidad, mentalidad y capacidad física. Es un chico muy completo, pero hablamos de alguien con 19 años.

¿Cuál es su posición ideal?

Joao Félix es un delantero. Puede jugar también de falso nueve, de diez o como jugador de banda. Desde el punto de vista ofensivo, puede jugar con mucha eficacia en todas las posiciones de ataque. No es un medio, sí un delantero o un falso nueve o un diez. Es más fuerte cuando actúa en los pasillos centrales, pero defensivamente puede cumplir con las tareas de la banda. En mi opinión personal, su posición ideal es la de falso nueve.

¿Le puede pesar la comparación con Griezmann?

No creo que esa presión le vaya a afectar. Griezmann es Griezmann. Un campeón del mundo que ha ganado mucho con el Atlético. La referencia del Atlético en los últimos años. Joao Félix está preparado, pero su potencial va a desarrollarse hasta poder ser la referencia de cualquier club, mundial. Joao será una de las estrellas del fútbol mundial en los próximos años. Él sabe gestionar perfectamente esa presión.

¿Cómo encaja dentro del sistema de Simeone?

No creo que el Atlético haya pagado esa cantidad de dinero por un jugador que no está preparado para responder a las exigencias del entrenador. Simeone es muy eficiente. Desde el punto de vista defensivo, muy riguroso. Pero Félix es defensivamente un jugador muy completo. Siempre está activo para reaccionar en la recuperación. Le falta ser un poco más intenso, pero con Simeone eso lo va a trabajar. Solamente potenciar una capacidad que tiene. Estoy convencido de que lo que le pida el Cholo, en esa faceta, Joao se lo va a dar. No es solamente un talento ofensivo, es también un jugador muy responsable en el resto de tareas.

Ederson, Cancelo, Dias, Lindelof, Renato, Bernardo Silva, Guedes, Félix... ¿Qué tiene el centro deportivo de Seixal que en 13 años casi se puede hacer un once entero con lo que han formado allí?

Es un proyecto que implica a muchos departamentos donde la comunicación es perfecta. Hay un seguimiento muy riguroso del talento, más que nunca, reclutando desde muy jóvenes a jugadores con unas determinadas características y con un determinado perfil. Detectar talento a todos los niveles: técnico, táctico, psicológico y social. Benfica tiene una estructura muy fuerte y hay que criar a los futbolistas en la cultura Benfica, una cultura de campeón. Después, se educa al jugador para ser un futbolista adaptable a cualquier estilo. Capaces de controlar todos los principios del juego, ofensivos y defensivos. Por eso salen tantos futbolistas en tantas posiciones diferentes como ha dicho. Son capaces de adaptarse a cualquier entrenador y a cualquier estilo. El club le ha dado una estabilidad muy grande a la estructura técnica. Tenemos mucho tiempo para formar y para crear las mejores situaciones para ellos. La gran cabeza de todo esto ha sido Luis Filipe Vieira, el presidente, él fue capaz de visionar todo y crear esta estructura. Él es el artífice de la visión de criar jugadores con ese perfil adaptable para el primer equipo.

¿Un día será posible ver a los once titulares del Benfica salidos de Seixal?

El nivel ahora es muy alto y se va a mantener. Creo que en un futuro el Benfica va a ser capaz de conseguir ganar una copa europea con la mayoría del equipo criado en Seixal.