FÚTBOL FEMENINO

Las razones por las que Rapinoe es la futbolista del momento

La estadounidense se ha convertido en todo un emblema del fútbol femenino, tanto por su dedicación dentro del campo como su carisma fuera de él.

Megan Rapinoe ha sido la gran protagonista del ya concluido Mundial de 2019. La capitana de la selección estadounidense mostró en Francia una calidad indudable, que encontró su recompensa en forma de Balón y Bota de oro al término del torneo mundialista. Ambas distinciones se sumaban a su segundo Mundial con Estados Unidos, que con cuatro Copas del Mundo se convierte en la selección con más potencial en esta categoría. Pero, la grandeza de Rapinoe no sólo se mide por su gran rendimiento sobre el verde. La jugadora ha demostrado también una fuerte personalidad y un gran compromiso con las causas sociales, pero esta condición no la ha sacado a relucir en este Mundial de Francia. La futbolista del Seattle Reign ya había protagonizado varias luchas por la desigualdad de género, la homofobia o el racismo antes del torneo mundialista, en el que jugó cinco partidos, marcó seis goles y dio tres asistencias.

Rapinoe ha encontrado en el Mundial de Francia su mayor altavoz para seguir en su fuerte lucha por la igualdad y la defensa de los derechos. La futbolista, fiel opositora de Trump, ha dejado varios momentos en este Mundial de Francia que la han convertido en la jugadora del momento y en un emblema para muchos de los amantes de este deporte. Desde permanecer en silencio durante el himno de Estados Unidos hasta varias declaraciones en contra de Trump, con el que mantuvo un cruce de declaraciones tras asegurar que no iba a ir a la "puta Casa Blanca" si ganaban el Mundial. "¡Termina el trabajo!", respondió Trump. Y, ella, lo terminó con sobresaliente, siendo la gran líder de su selección en esta Copa del Mundo. No era la primera vez que la jugadora presentaba su disconformidad con el presidente de Estados Unidos. El 'divorcio' entre Megan Rapinoe, la capitana de la Selección de Estados Unidos, y Donald Trump, es evidente y viene de lejos, incluso de antes de que este fuera elegido como máximo mandatario del país. 

Rapinoe, jugadora de Estados Unidos, e Infantino, presidente de la FIFA.

Arremetió contra la FIFA por la falta de igualdad en fútbol femenino

 Además, también ha dejado declaraciones en la lucha por problemas sociales como el machismo, la homofobia o el racismo. En la primera de estas causas, la jugadora dedicó unas palabras para la FIFA y su presidente, Gianni Infantino tras ganar el Mundial de Francia. A través de ellas, destacó que el hecho de disputarse dos finales (Copa Oro y Copa América) en el mismo día que la del Mundial femenino era una "falta de respeto" y pidió igualdad en el fútbol femenino: "Creo que todos están listos para que esta conversación avance al siguiente paso. Creo que hemos terminado con ¿valemos la pena? ¿Deberíamos tener el mismo salario? ¿El mercado es el mismo?". Además, aseguró que no sentía el mismo trato por parte del organismo mundial del fútbol para hombres y mujeres

En su lucha por los derechos del movimiento LGTBI, la futbolista ha emprendido también declaraciones cargadas de polémica. "No puedes ganar un campeonato sin gays en tu equipo, casi nunca se ha hecho antes", dijo durante el Mundial de Francia. Rapinoe y su novia, la mítica jugadora de baloncesto Sue Bird, son una pareja muy comprometida en Estados Unidos en la pelea contra la homofobia. De la homofobia al racismo. La estrella estadounidense también ha protagonizado gestos en reivindicación y protesta contra el racismo. En septiembre de 2016, la jugadora dejó una imagen para el recuerdo durante un partido entre el Seattle Reign y el Chicago Red Star, al permanecer de rodillas durante el himno estadounidense en rechazo a la violencia racial. Sin duda, Megan Rapinoe en todo un icono y ejemplo en el deporte y, no sólo por su gran calidad como futbolista...