REAL MADRID

No se lo esperaba y pareció abrumado: la tumultuosa llegada de Kubo a Barajas

Solo al final y ya en el ascensor y lejos de los periodistas se pudo ver al japonés sonriendo. La nube de periodistas a su llegada le sorprendió.

Takefusa Kubo ha aterrizado hoy a las 17:55 horas en la terminal 4 del Aeropuerto de Barajas, acompañado del cuerpo de seguridad del Real Madrid y de una grandísima expectación. Por momentos se le vio superado por la multitud que esperaba ansiosa su llegada. El joven nipón, quién no respondió a las preguntas de los numerosos medios que allí se encontraban, ha acortado sus vacaciones, demostrando su intención de ganarse la confianza de Zidane desde el minuto uno.

Take disputó su último partido de Copa América el 25 de junio por lo que solamente ha disfrutado de 12 días de retiro vacacional. Su participación en el torneo no hizo más que incrementar la ilusión que el atacante de 18 años genera a su paso: Kubo casi clasifica a Japón con un gol en el 94’, pero el VAR determinó que el menudo mediapunta se encontraba en fuera de juego.

Pasado culé

No hay que olvidar toda la polémica que rodea al jugador: jugó en las categorías inferiores del Barça hasta que la sanción de la FIFA obligó a la joven promesa a volver a su Japón natal. En la temporada 2015-16, una vez enrolado en las filas del FC Tokyo se convirtió en el jugador más joven en anotar un gol en la liga japonesa, cuando solamente sumaba 15 primaveras.

El golpe de efecto del Real Madrid ha sido importante ya que 'ha robado' a su máximo rival un jugador llamado a ser un icono del fútbol mundial y un fuerte reclamo publicitario en el país del sol naciente. En un principio, el club seguirá una fórmula similar a la utilizada con Odegaard y alternará presencias en el Castilla de Raúl con apariciones en la plantilla de Zizou.