Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

REAL VALLADOLID

"No tenemos por qué soportar el linchamiento, tomaremos medidas"

Nacho habló durante los primeros reconocimientos médicos del equipo que empieza el trabajo el próximo sábado

"No tenemos por qué soportar el linchamiento, tomaremos medidas"
José Luis Rojí

Comenzaron los primeros reconocimientos médicos de los jugadores del Real Valladolid en la jornada del jueves 4 de julio, pocas horas antes del primer entrenamiento del sábado día 6. Este acto marca el fin de las vacaciones para los blanquivioletas. Nacho fue el 'conejillo de indias' que atendió a los medios de comunicación e hizo de modelo en las fotos cargado de cables, ya típicas de estos trámites. El lateral quiere empezar a respirar fútbol cuanto antes, después de las vacaciones: "El año pasado no tuvimos prácticamente vacaciones, pero este aunque han sido más largas, hay ya ganas de volver. Hemos disfrutado estos días, pero ya es el momento de ponerse las pilas".

Nacho hablaba de la inminente estancia en EEUU y Canadá: "Lo hemos recibido bien, parece que el club está cambiando en todos los aspectos. Ha sido una sorpresa y a seguir disfrutando y a ponernos en marcha porque cuando nos queramos dar cuenta ya está el inicio de temporada". Precisamente del calendario habló Nacho, incluyendo la segunda jornada ante el Madrid: "Hubiera sido mejor empezar jugando las tres primeras en casa, pero son necesidades del club. Será una campaña complicada, pero ya tenemos ganas de empezar y alcanzar un buen nivel. En cuanto a jugar tan pronto con el Madrid... da igual cuando juegues con ellos y más con los fichajes que están haciendo. Cuanto antes nos lo quitemos, mejor, así ya no tenemos que volver por allí. Que llegue lo antes posible y a disfrutar".

Nacho fue uno de los que se vio implicado en la tristemente famosa 'barbacoa' de la Operación 'OIKOS'. El lateral asegura que ha llegado el momento de tomar medidas: "Al principio nos pilló de sorpresa; no lo esperábamos y el revuelo ha sido máximo, más de lo que debería tener. Estamos esperando que salga todo a la luz, aunque ya ha salido gran parte. Esta semana nos reuniremos para tomar algunas medidas porque no fue lógico lo que pasó y creo que nos vimos involucrados en un tema en el que no teníamos nada que ver y que se aprovechó para meterse con los jugadores del club y con el propio club y eso no se puede soportar ni consentir".

El club aconsejó a los jugadores no decir nada de este tema durante la fase más dura del proceso, pero ese tiempo ya pasó y Nacho siguió con el tema: "Insisto, esta semana hablaremos los jugadores y el club y tomaremos alguna medida, no tenemos que soportar el linchamiento que sufrimos bajo ningún concepto".

Sobre la situación de Borja, Nacho dijo: "He hablado con él, pero no le he visto aún. Entiendo que está bien, muy sorprendido desde el principio. Está desconectando y se lo merece porque no es normal lo que ha pasado con él". Todo lo que ha ocurrido ha propiciado una mayor unión en el grupo: "Sí, nos ha hecho ser más fuertes, porque estas cosas o te destruyen o te fortalecen y estoy seguro que a nosotros nos ha hecho más fuertes".

Una de las cosas que más ha molestado es que se convirtiera una reunión de despedida de amigos en una confabulación criminal: "Lo encajamos mal, imagina que vas a despedirte de amigos con los que has compartido un año complicado  y de repente, no sé quién, de donde sale, se inventan toda una historia. Yo personalmente he desconectado de todo en verano, pero al final te enteras desde el primer día. Tomaremos medias como ya he dicho, no fue normal que sacaran fotos de menores sin pixelar, por ejemplo. Yo no tengo niños, pero si los tuviera no sé que hubiera hecho... en el periodismo no puede valer todo, disparando a todos lados a ver si pasa algo. Habrá que tomar medidas y aunque no soy abogado, algo hay que hacer".

El problema es que todo el poso negativo no se borra, aunque se demuestre que no hay nada, eso no llenará paginas ni abrirá portadas de periódicos como si se hizo al contrario y la imagen queda dañada: "Mi imagen no puede estar dañada porque yo no he hecho nada, pero ni yo ni mis compañeros tampoco. Ese linchamiento pudo provocar que gente que no está en el mundo del fútbol dudara de nosotros, pero es algo totalmente ilógico. Si los que dijeron todas esas cosas quieren ahora salir a decir algo, que lo hagan. Nosotros no tenemos nada que ver".