Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

C. CLASSIC MATCH | R. MADRID 5-CHELSEA 4

Raúl y Morientes fueron héroes en el Corazón Classic Match

Ambos marcaron dos goles y se llevaron las mayores ovaciones del Bernabéu, en un partido sin Roberto Carlos, Zidane, Figo… Fiesta de goles: hubo nueve.

El Real Madrid Leyendas se apuntó por décima vez el Corazón Classic Match, su cita benéfica anual con la que recauda fondos para financiar los proyectos de la Fundación por todo el mundo, en beneficio de niños en riesgo de exclusión. El duelo midió a los veteranos blancos con el Chelsea Legends y no defraudó en sus dos principales objetivos: gran entrada (54.005 espectadores dieron estupendo color al Bernabéu) y muchos goles para divertir a la parroquia. Una figura se alzó sobre el resto: la de Raúl.

El nuevo técnico del Castilla fue el más ovacionado en cada tramo del encuentro y se marchó del mismo dejando dos goles marca de la casa: uno de pillo, robándole la cartera a Cudicini, y otro de penalti. Le igualó en el marcador Morientes con otros dos tantos de puro nueve: fusilando en el área pequeña y con uno de sus clásicos cabezazos. En el primero de ambos tuvo peso Guti, con un taconazo que despejó la jugada dentro del área. Los tres se llevaron enormes aplausos, como también pasó con Hierro en la presentación (el malagueño no jugó ni un minuto); el madridismo, tras un año aciago, guarda el mejor recuerdo de aquel Madrid que entre 1998 y 2002 ganó tres Champions en cinco ediciones. A falta de Galácticos (no estuvieron Zidane, Roberto Carlos, Figo, Beckham…), Raúl y compañía se adueñaron de la cita.

En el Chelsea formó una buena constelación de leyendas ‘blues’, algunas más añejas (Desailly, Poyet, Zola, Flo…), otras más recientes (Gallas, Shevchenko, Malouda, Tiago…). Y rotando entre ambos equipos, Carvalho y Makelele, que arrancaron de blanco y acabaron de azul. Shevchenko y Poyet arreglaron lo que apuntaba a paliza en el primer tiempo: en dos minutos se pasó del 3-0 al 3-2. Karembeu, el otro goleador blanco, cobró nueva distancia con un zapatazo de 30 metros, sin duda el gol del partido. Gallas y Malouda, el segundo viejo conocido de los blancos, a los que sometió varias veces como jugador del Lyon, dejaron el choque en un 5-4 más que suficiente para los aficionados que poblaron buena parte del feudo blanco por una buena causa.