OPERACIÓN OIKOS

La Policía pidió el bloqueo de 26 viviendas y 29 vehículos de los imputados en el 'caso Oikos'

También solicitó el de cuentas de 15 entidades bancarias diferentes. El juez frenó la medida cautelar por entenderla desproporcionada.

Carlos Aranda y Raúl Bravo saliendo de la cárcel de Zuera.
Javier Cebollada EFE

Los investigadores de la Policía solicitaron al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca el bloqueo de 26 propiedades inmobiliarias (viviendas, parcelas, plazas de aparcamientos y trasteros) y 29 vehículos (coches y motocicletas), así como diferentes cuentas en 15 entidades financieras pertenecientes a los primeros investigados (imputados). El juez Ángel de Pedro frenó la medida cautelar por considerarla desproporcionada.

De Raúl Bravo se solicitaba el bloqueo de cinco viviendas, dos parcelas, dos plazas de aparcamiento y cuatro coches, entre ellos un Bentley y un Lincoln.

De Aranda, tres viviendas, una plaza de aparcamiento y tres vehículos.

De Íñigo López, 13 coches y una moto. De Borja Fernández, una vivienda y un coche. De Agustín Lasaosa, dos viviendas, un garaje, un trastero, dos vehículos y un prado. De Juan Carlos Galindo, una vivienda, tres plazas de aparcamiento y dos trasteros. De Emilio Vega, una vivienda y dos vehículos. Además, figuran cuatro vehículos más sin especificar dueño.

El juez ha ordenado realizar más investigaciones, entre ellas el acceso al material informático requisado a algunos de los investigados, como Aranda, Raúl Bravo, Borja Fernández, Íñigo López y Agustín Lasaosa. El foco está en los teléfonos encriptados de Raúl Bravo.