REAL MADRID

Lopetegui quiere a Nacho para liderar la defensa de su Sevilla

Trasladó la petición a Monchi, pero el fichaje es muy difícil: las pretensiones del Madrid y la ficha del jugador no encajan en la economía del club de Nervión.

Nacho y Lopetegui, en la Selección de España.
AFP

Julen Lopetegui ha aterrizado en el Sevilla con la intención de reforzar el equipo andaluz para asaltar el próximo curso la clasificación para la Champions League. Y en ese intento quiere el técnico de Asteasu hacerse con un central de primer nivel que le dé vuelo a la zaga de Nervión: el elegido de Lopetegui es Nacho Fernández. El central del Real Madrid es muy del gusto del que fuese también entrenador blanco y así se lo ha hecho saber a Monchi, director deportivo del Sevilla.

Lopetegui ya demostró en el pasado su predilección por Nacho: fue un jugador muy habitual en las convocatorias de la Selección en el tramo 2016-2018, jugando bastantes minutos y entrando en la convocatoria para el Mundial de Rusia; también le dio bastante bola al alcalaíno en los 14 partidos que dirigió en el Madrid, alineándole en el 63% de los minutos.

La polivalencia de Nacho, capaz de jugar en las cuatro posiciones de la defensa, y su habitual regularidad en el rendimiento le hacen muy atractivo para Julen, además de su experiencia en la élite: ha ganado, entre otras cosas, una Liga y cuatro Champions League con la camiseta del Madrid. Además, Nacho podría coincidir en el Sevilla con Juanvi Peinado, que pasó por la cantera blanca y que entrenó a su hermano Álex, hoy en el Cádiz, tanto en cadete como en juvenil. El ya exsegundo de Iriondo en el Rayo Majadahonda trabajó con Nacho en la etapa de Lopetegui en el Castilla, pese a que el central formaba parte del Real Madrid C (tercer equipo eliminado por Florentino al final de la 2014-15). Peinado formará parte del cuerpo técnico de Lopetegui como ayudante, aunque Pablo Sanz seguirá siendo el segundo del preparador vasco.

Nacho también tiene una opinión inmejorable de Lopetegui, como ya dejó claro durante la etapa del técnico en el Madrid. Con Julen en la cuerda floja tras varios tropiezos, el central salió en su defensa sin reservas: "Quiero que siga, la culpa es de todos porque somos un equipo". Consumado el cese y tras la llegada de Solari, Nacho redobló la apuesta: "Para mí es de los mejores entrenadores que he tenido en mi carrera, quiero desearle toda la suerte del mundo y donde vaya lo va a hacer bien seguro".

Pero la operación contaría con enormes dificultades en lo económico: las pretensiones del club blanco (como mínimo, 30 millones de euros) están muy por encima de lo que puede pagar el Sevilla por un jugador cercano a los 30 años (los cumple en enero de 2020); y además el salario de Nacho, que mejoró durante esta última temporada aunque todavía no se haya hecho acto oficial de renovación, tampoco encaja bien en la escala salarial sevillista. El fichaje requeriría de un gran esfuerzo por parte del jugador y del Madrid y hay una dificultad añadida: el Sevilla no juega Champions League este año, lo que merma su capacidad económica y su atractivo para los jugadores.

Nacho cuenta con interés de varios equipos en Italia (Inter, Roma, Nápoles...), aunque Zidane le transmitió al final del curso que cuenta con él para la próxima temporada pese a la llegada de Militao, por lo que Vallejo sería el central con más opciones de salir. Aunque desde el club, según informó la Cadena Cope, se preferiría sacar a Nacho para aligerar salarialmente la plantilla. Si el alcalaíno decide estudiar ofertas de salida, sabe que contará con el interés del Sevilla de Lopetegui, aunque la operación es un rompecabezas de difícil resolución.