Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa

SELECCIÓN

Robert tiene deberes con Kepa, Ramos, Busquets y Morata

El nuevo seleccionador debe encontrar un compañero para el capitán en la defensa, jugar o no con doble pivote y escoger al goleador.

Robert Moreno tiene deberes. El nuevo seleccionador, que dará su primera lista el 29 de agosto para los partidos de clasificación para la Eurocopa 2020 frente a Rumanía e Islas Feroe, debe decidir varias cuestiones técnicas que afectan a los pesos pesados de la Selección, y también si mantener las ideas de Luis Enrique o aplicar las suyas propias. Para empezar, cree en las 'pequeñas sociedades' que crean los jugadores en las distintas zonas del campo y en la 'dinámica sin balón' porque estima que "un jugador está en contacto con el balón sólo cinco minutos en un partido, por lo que los otros 85 debe hacer cosas en beneficio del equipo". Estos son sus retos.

1. Consolidar a Kepa

La suplencia de De Gea en los dos últimos partidos de España ante Islas Feroe y Suecia fue "una decisión de Luis Enrique", según dijo el propio Robert Moreno en su última comparecencia, en el Bernabéu. Pero lo cierto es que fue él quien tuvo que comunicarle la suplencia al portero del United, que espero lo suyo para conseguirla hasta que Del Bosque se la otorgó, en detrimento de Casillas, en la Eurocopa de Francia, hace ya tres años. Ahora parece que el titular es Kepa Arrizabalaga, pero Robert así tendrá que ratificarlo en su primer partido, el 5 de septiembre ante Rumanía. Ese día sabremos de verdad si la decisión de Luis Enrique contó también con su visto bueno.

2. Buscarle pareja a Ramos

Desde la renuncia de Piqué no se han dado más que palos de ciego. Si algo le quedó pendiente a Luis Enrique fue encontrarle pareja a Ramos. El puesto en el que más jugadores se han probado durante el último año ha sido el de segundo central. Por ahí han pasado Íñigo Martínez, Diego Llorente, Azpilicueta, Albiol, Nacho, Hermoso... y ninguno de ellos ha logrado consolidarse como pareja del central de Camas. Robert Moreno deberá encontrar la pieza que encaje junto a Ramos, a quien por cierto deberá llevar a su redil porque el sevillano es ahora el líder total del vestuario y el jugador en el que deberá apoyarse. Más fácil parece encontrarle relevo a Jordi Alba, que de momento es indiscutible. Y es más fácil porque laterales izquierdos sí que han salido más y mejores que defensas centrales, entre otros Marcos Alonso, Gayá y Bernat.

3. Busquets y su sombra

Luis Enrique ha jugado con un 4-3-3 que ya veremos si respeta Robert Moreno. Porque igual que para el asturiano el sistema hace el equipo, el nuevo seleccionador ya avanzó este miércoles que no quiere sacar a ningún jugador de la zona en la que más rinda según su propio juego y condiciones. ¿Qué quiere decir esto? Pues que será el sistema el que se adapte a los jugadores. Por ahora el ancla de la Selección es Busquets, pero ha terminado flojo la temporada y Rodrigo pide paso. También Saúl, al que no han llevado en las últimas convocatorias pero es muy del gusto de Robert. Tiene que decidir si jugar con doble pivote o no.

4. Morata, Rodrigo y el falso nueve

El '9' de la Selección no tiene un dueño claro. Morata y Rodrigo, y también Aspas, se han repartido el puesto y no hay uno fijo ya que el máximo goleador de España ha sido... Sergio Ramos. Uno de los retos de Robert debe ser conseguir que los delanteros hagan goles. No deja de ser preocupante que el central les gane en este trabajo. En su libro sobre fútbol, Moreno destapa un dato clave: cree en las pequeñas sociedades, en los triángulos por zonas del campo que se crean entre tres jugadores. En el sistema 4-3-3 el triángulo más importante es el del ataque, pero hasta ahora no ha funcionado.

5. Diego Costa vs. Sub-21

Luis Enrique ha batido el récord histórico de jugadores convocados por un entrenador en su primer año en el cargo. Luis Enrique ha hecho uso de 41 jugadores, de los cuales ha hecho debutar por primera vez a once. Ahora habrá que ver si Robert Moreno sigue con esa línea o, a un año de la Eurocopa, decide empezar a 'hacer equipo', que parece lo más sensato. También hay que ver si en esa búsqueda de las posiciones sensibles, y en caso de no obtener la respuesta que espera, decide recuperar a jugadores de la vieja guardia, como Diego Costa, a otros que han dejado de ser convocados, como Koke, o a los que aún están por llegar, como por ejemplo Fornals.