REAL MADRID

Así es Hazard: el fan de Zidane que ahora tiene su propio museo

Con tres hermanos futbolistas, él fue el más precoz: debutó en el Lille con 16 años... y regateó a cinco rivales en su primera jugada. De ahí a Balón de Plata del Mundial y al Real Madrid.

Así es Hazard: el fan de Zidane que ahora tiene su propio museo

Eden Michael Hazard (Braine-le-Comte, 7-1-1991) ya es futbolista del Real Madrid de manera oficial y allí se reencontrará con Zidane, el ídolo que le moldeó sin saberlo. Justo antes de las semifinales del pasado Mundial, salió a la luz una antigua foto inédita de Eden con sus hermanos Thorgan y Kylian, ambos futbolistas. Los tres, por entonces niños, llevaban la camiseta de Francia con el 10 y el nombre de Zizou...

"Zidane es el que más he admirado", reconocía el belga el año pasado en RTL. Imitando al hoy técnico blanco empezó en el Royal Stade Brainois de su pueblo, de 20.000 habitantes, donde a Eden le han creado incluso un museo y su padre, Thierry, gestiona el emporio familiar (el hijo pequeño, Ethan, irá al Chelsea).

La morriña de Hazard quedó patente cuando fichó por el Lille francés, con 15 años: muchos días dormía en su casa belga y sólo iba a Francia (98 kilómetros) a jugar. No se mudó definitivamente hasta los 16, cuando debutó con los profesionales y lo hizo, en su primera jugada, regateando a cinco jugadores del Brujas. En la Ligue 1 gala duró poco (147 partidos) antes de cruzar el Canal de la Mancha para enrolarse en el Chelsea a cambio de 36M€ pese a la advertencia, precisamente, de Zidane a Florentino: "Lo fichaba con los ojos cerrados".

El incidente con el recogepelotas

Hazard le dio una patada a un recogepelotas en 2013: le sancionaron con tres partidos.

Ya en Inglaterra cimentaría su estatus de estrella pese a algún desliz (en 2013 le sancionaron con tres partidos por patear a un recogepelotas) hasta ser elegido Mejor Jugador de la Premier en 2015 y entronarse con el Balón de Plata en el Mundial de Rusia, ahí como líder de la mejor Bélgica de la historia. Habitual de Marbella, en Madrid mantendrá la discreción que tuvo en Londres. A su esposa, Natacha Van Honacker, la conoció cuando ambos eran adolescentes y tienen tres hijos (Yannis, Leo y Samy). El mayor es fan de Messi, pero ahora todos verán a su padre driblando en el Santiago Bernabéu.