ATHLETIC

Varios clubes están atentos al prometedor Iñigo Vicente

Aunque espera convencer a Garitano en la pretemporada. Puede jugar en cualquiera de las posiciones de ataque. Este curso ha dado 14 pases de gol en el filial y marcados hasta 9 goles.

Varios clubes están atentos al prometedor Iñigo Vicente
JUAN FLOR

El talento de Iñigo Vicente transciende fronteras. El mediapunta del Bilbao Athletic, llamado a filas por Gaizka Garitano para la pretemporada del primer equipo, que batiese todos los récords goleadores en las inferiores de Lezama y del Danok Bat, despierta pasiones. Varios clubes de Segunda División y alguno de Primera le pretenden en el caso de que no pase el corte y salga en agosto cedido.

La intención del polivalente jugador de Derio, no obstante, es apurar sus opciones. Se ve con potencial y hechuras como para hacerse con un dorsal del primer equipo. Iñigo Vicente (6-1-1998) ya realizó parte de la pretemporada con el primer equipo a las órdenes de Berizzo, aunque quedó relegado junto a Iñigo Muñoz.

El talentoso mediapunta, un jugador singular, con magia, ampliaba su contrato en Ibaigane hasta 2023, con una cláusula disuasoria de 40 millones, en diciembre del año pasado por parte de la entonces Junta Gestora que encabezaba Josu Urrutia. Se trataba de una operación estructural, muy celebrada por todo el entorno del club para atar a una de las perlas de Lezama.

Vicente, apodado El Mago, con 9 goles y 14 asistencias el último curso, compartirá el 'stage' veraniego que se celebrará entre Lezama y Austria y Alemania, junto a Oleaga, Vivian, Larrazabal, Villalibre y Sancet. Con una plantilla ahora mismo de 33 efectivos, contando a los cedidos que regresan (Vesga, Ganea y Andoni López), más el portero del Barça B, Ezkieta, Garitano deberá aligerar el plantel, eso sin contar si Berenguer es captado. Vicente ha agotado su paso por la Segunda B y busca nuevos horizontes.

Etxeberria ya lo quiso para su Tenerife en Segunda

Iñigo Vicente es un jugador muy del gusto de Joseba Etxebarria, ahora míster del Bilbao Athletic. Hasta el punto de que el pasado ejercicio, como técnico del Tenerife, solicitó la cesión de Iñigo Vicente para apuntalar su estructura, a la que ya había captado a Iker Undabarrena, mediocentro de Gorliz que descantó renovar por el Athletic. En una entrevista en este periódico, interrogado por el extremo de Derio y por Villalibre, respondía lo siguiente: “Son dos delanteros goleadores, diferentes. Van en el proceso de formación y esperemos verles en San Mamés. Les he tenido a los dos y se pueden compaginar. Se entienten muy bien”. La llegada de Nano, del Eibar, al conjunto chicharrero desactivó la vía de Iñigo Vicente.