VALLADOLID

'Operación Oikos': esta es la foto de la barbacoa que se investiga

Según la SER, la reunión fue una barbacoa en la casa de Keko, mientras que Borja dijo a la Cope que la visita a las oficinas del club de Raúl Bravo fue en enero para postularse como entrenador de la cantera.

El diario El Mundo ha contado este lunes que los investigadores también tienen acreditada la existencia de una reunión mantenida por Borja Fernández "con varios jugadores de la plantilla del Valladolid en casa de uno de ellos, Sergio Gotán Gallardo, alias Keko", para coordinar el amaño del encuentro. La SER asegura que la reunión fue una barbacoa en la casa de Keko para celebrar la despedida del jugador el día que había anunciado su retirada y además Borja aseguró a la emisora de radio que tres de los jugadores ni siquiera jugaron el partido ante el Valencia.

Mientras que a la Cope, Borja le dijo que la visita a las oficinas del club fue en enero para postularse como entrenador de la cantera. Posteriormente, dos días antes del encuentro Borja y Bravo se volvieron a encontrar en un bar del jugador del Real Valladolid, el Corinto, para tomar un café, encuentro en el que estaban la mujer y la hija del centrocampista. Ese mismo día Bravo asistió posteriormente al entrenamiento pucelano. Borja también quiso dejar claro, a través del periodista Isaac Fouto, que el encuentro en la casa de Keko fue una barbacoa con las familias el día de su despedida y que no era una reunión secreta y, además, desveló que Ronaldo le ha dicho que la que se ha liado justo cuando jugó su mejor partido de la temporada.

El Mundo ha asegurado este lunes que había siete jugadores del Valladolid comprados. "Por realizar estas gestiones, los cabecillas de la trama aluden en sus conversaciones a que el capitán del Valladolid debería cobrar al menos 50.000 euros", escriben los periodistas Esteban Urreiztieta y Orfeo Suárez en la página web de su diario.