Competición
  • Clasificación Eurocopa

COPA DE ITALIA | ATALANTA 0-LAZIO 2

El Lazio acaba con el sueño del Atalanta y se lleva la Copa

Atalanta - Lazio: final de la Copa de Italia, en directo

VINCENZO PINTO

AFP

Los de Inzaghi celebraron en el Olímpico su séptima Copa derrotando a los de Bérgamo en el tramo final, con un testarazo de Milinkovic-Savic y una gran jugada personal del exsevillista Correa.

Un Lazio muy pragmático levantó en el Olímpico de Roma su séptima Copa de Italia, derrotando al Atalanta que se queda a un paso de volver a celebrar un trofeo por primera vez desde 1963. Los de Gasperini, que eliminaron a la mismísima Juventus de Cristiano, abandonaron el campo entre lágrimas y aplausos de sus tifosi, orgullosos por una temporada inolvidable, mientras que los biancolesti salvaron con un gran triunfo un año más complicado de lo esperado.

Los dos conjuntos, que utilizan un dibujo muy parecido con defensa de tres, se anularon en un primer tramo de enfrentamiento bastante bloqueado. Una fase de estudio tranquila, que se rompió con una enorme ocasión para los nerazzurri a balón parado: un lanzamiento de falta de Gómez llegó a de Roon, que antes remató el poste con una volea y luego al muro formado por sus rivales. El rechace pasó dos veces también por Zapata, que terminó la jugada cabeceando fuera. En la misma melé, Bastos (que ya había sido amonestado), golpeó el balón con la mano, aunque sin consecuencias disciplinarias, e Inzaghi por el miedo a quedarse con uno menos se gastó el primer cambio tras apenas 35 minutos, sustituyendo al angoleño con Radu.

A los romanos, que se vieron con un par de contragolpe prometedores (en uno de esos Masiello vio amarilla por tumbar a Correa, que se iba solo hacia la portería), les costaba crear peligro y su técnico decidió a partir del 66’ renunciar a un apagado Immobile, poniendo a Caicedo. Sin embargo, eran los nerazzurri que seguían tomando la iniciativa, sobre todo gracias a la calidad de Ilicic y Gómez, que astilló el travesaño con un centrochut

A Inzaghi le quedaba una bala, aquel Milinkovic-Savic que volvía de una lesión y que vivió una temporada muy por debajo de su nivel. Entró en el 78’ y no tardó ni cinco minutos para cancelarla, convirtiendo un córner de Leiva en el 1-0 con un imperioso testarazo. La ‘Dea’ tenía poco tiempo para reaccionar y se volcó al ataque, pero un Correa imparable firmó la sentencia con su enésimo contragolpe, deshaciéndose de media defensa rival, portero incluido, y desatando la fiesta del Olímpico. El Lazio celebró, a la vez, su séptima Copa de Italia y la certeza de participar a la Europa League, mientras que al Atalanta le queda la lucha por clasificarse por primera vez a la Champions, objetivo que tiene muy cerca. Sería mucho más que un simple consuelo.