Competición
  • Premier League
  • Serie A

UEFA

La ECA se enroca en una Superchampions cerrada

Aleksander Ceferin y Andrea Agnelli

DIARIO AS

Pedirá el cambio de formato para la temporada 2020-21. Agnelli promete más emoción a los aficionados y más dinero a los clubes implicados.

EI Comité Ejecutivo de la Asociación Europea de Clubes (ECA) acordó ayer en Ginebra solicitar a la UEFA el cambio de formato de las competiciones continentales a partir de la temporada 2020-21, en vez de la 2023-24 como había previsto en un principio. La petición deberá ser ratificada en la Asamblea General extraordinaria que la dirección de la ECA ha convocado en Malta a primeros de junio.

A la cita acudieron sólo dieciséis clubes de los 232 clubes asociados. Entre los presentes estaban el Real Madrid, representado por su vicepresidente, Pedro López Jiménez, y el Barcelona, por Josep María Bartomeu. Sin noticias de los equipos de LaLiga miembros de la ECA: Athletic, Sevilla, Valencia, Villarreal, Real Sociedad y Málaga. Los otros clubes que participaron en la reunión de Ginebra fueron la Juventus (Andrea Agnelli, presidente a su vez de la ECA), Machester United (Ed Woodward), Milán (Ivan Gazidis), PSG (Nasser Al Khelaifi), Olympique Lyon (Jean-Michel Aulas), Bayern Múnich (Michael Gerlinger), Benfica (Domingos de Oliveira), Ajax (Edwin Van der Sar), Legia de Varsovia (Dariusz Mioduski), HJK Helsinki (Aki Rihilahti) y el secretario general de la organización, el italiano Michele Centenaro.

El nuevo formato propuesto consiste en organizar las competiciones continentales en tres ligas. La Primera División Europea se organizaría en cuatro liguillas de ocho equipos. Los seis primeros de cada una de ellas tendrían garantizada la clasificación para la siguiente edición, independientemente del lugar que ocupen en sus campeonatos nacionales. Habría ascensos y descensos en cada una de las tres divisiones y sólo habría cuatro plazas abiertas a los campeones de las 54 ligas nacionales de Europa.

Para Javier Tebas, presidente de LaLiga, "esto hará más grande la brecha entre los clubes ricos y pobres, porque los equipos con derecho vitalicio a jugar la Primera División de Europa se enriquecerán con los derechos de televisión mucho más que el resto. Además, ya no se llegará a Europa por méritos deportivos", indicó.

Para Agnelli, el nuevo formato traerá "partidos europeos con más calidad deportiva y más entorno competitivo en todos los niveles, lo que supondrá mayores emociones para los aficionados y más ingresos para los clubes".