REAL MADRID

Zidane ha sabido hacer jugar a Fede Valverde y Brahim

Fede Valverde tiene sitio en su Madrid de la temporada que viene; distinta es la situación de Brahim, todavía se decide si debe hacerse más en otro equipo.

Del mismo modo que Solari se sacó de la manga dos jugadores (Vinicius y Reguilón) en el poco tiempo que estuvo al frente del Madrid, en su remake, Zidane se ha inventado a dos jugadores. Son Brahim y Valverde. Para algo le van a servir al francés los once partidos que aceptó dirigir, desgastando su imagen, cuando el Madrid ya había caído en las tres competiciones. Tanto Valverde (el uruguayo tiene 20 años), como Brahim (el malagueño tiene también 20) entran en su proyecto de la próxima temporada.

Valverde dio ante el Villarreal el paso definitivo. La prueba que Zidane necesitaba para tener la certeza de que puede contar con él. El uruguayo, además, se va a revalorizar en la Copa América que se celebrará en Brasil del 14 de junio al 7 de julio. A pesar de su juventud, ya ha sido internacional nueve veces (un gol). Y el caso es que ante el Villarreal dio, incluso, el perfil de lo que Zidane quiere con el fichaje de Pogba. De interior, con mucha llegada al área hasta el punto de que llegó a rematar dos veces con peligro y siempre muy bien posicionado a la hora de defender. Se vio, especialmente, cuando cortó haciendo un escorzo una contra del Villarreal (en el 59') que bien pudo ser gol. Más allá de eso, siempre tuvo mucha presencia en el ataque, como cuando filtró a Carvajal el pase que dio origen al segundo gol de Mariano.

Con la vuelta de Zidane, Valverde ha jugado 376 minutos repartidos en siete partidos (de los nueve que lleva Zidane). Con Solari, por contra, sólo jugó 665 minutos. Con Brahim sucede algo parecido. Llegó en el mercado invernal y Solari le enseñó un par de veces, ante Leganés en Copa y Betis en Liga. Pero luego desapareció. Y Zidane lo ha rescatado hasta haber sido el jugador que ha levantado el ánimo (como hizo Vinicius a primeros de años).

La situación de Brahim es, en cambio, diferente a la de Valverde. No tiene su continuidad asegurada. Es el propio entorno del jugador, e incluso el propio club, quienes piensan que tiene un potencial tremendo pero que necesita jugar minutos para terminar de hacerse como futbolista. "Zidane me pide que sea yo, que disfrute", decía ayer el oven jugador. Pues si se trata de disfrutar jugando, el Madrid podría buscarle una salida a un equipo de primer nivel de Europa (Alemania, preferiblemente) o de España, para que terminara de hacerse. La decisión, de cualquier manera, no está tomada aún. Pero ya ha puesto Brahim su rúbrica, lo hizo en el partido ante el Getafe y ante el Villarreal.